Volver a springspain.com Sobre nosotros

4 niveles de conflicto y consejos para manejarlos

Se puede experimentar un conflicto al trabajar con personas con diferentes antecedentes, personalidades y perspectivas. Sin embargo, en la resolución de estas trabas es posible salir fortalecido.

Tiempo de lectura: 5 minutos

La resolución de conflictos puede crear oportunidades poderosas para la discusión abierta, el progreso y la mejora de las relaciones. Comprender cada tipo de conflicto que se puede encontrar en el lugar de trabajo puede ayudar a identificar el mejor enfoque para resolverlos.

En este artículo, discutimos los diferentes niveles de conflicto y brindamos consejos que se pueden utilizar para manejar los conflictos en nuestra carrera.

¿Cuáles son los niveles de conflicto?

Los «niveles de conflicto» son cuatro tipos de desacuerdo que afectan a un individuo o grupo de individuos. Cada nivel viene con sus propios desafíos y soluciones únicos. Los cuatro niveles de conflicto son:

1. Intrapersonal

Este nivel se refiere a una disputa interna e involucra a un solo individuo. Este conflicto surge de nuestros propios pensamientos, emociones, ideas, valores y predisposiciones. Puede ocurrir cuando estamos luchando entre lo que «queremos hacer» y lo que «debemos hacer».

2. Interpersonal

Este conflicto ocurre entre dos o más personas en una organización más grande. Puede resultar de diferentes personalidades o diferentes perspectivas sobre cómo lograr los objetivos. Los conflictos interpersonales pueden incluso ocurrir sin que una de las partes se dé cuenta de que alguna vez hubo un conflicto.

3. Intragrupo

Este nivel de conflicto ocurre entre los miembros de un solo grupo cuando hay varias personas con diferentes opiniones, antecedentes y experiencias que trabajan hacia un objetivo común. Aunque todos quieran lograr el mismo objetivo, es posible que no estén de acuerdo sobre cómo lograrlo. Los conflictos intragrupales también pueden ocurrir cuando los miembros del equipo tienen diferencias en los estilos de comunicación y personalidades.

4. Intergrupo

Este nivel de conflicto ocurre entre diferentes grupos dentro de una organización más grande o entre aquellos que no tienen los mismos objetivos generales.

Cómo gestionar cada nivel de conflicto

El conflicto puede ser constructivo en el lugar de trabajo porque abre a los empleados a nuevas ideas y perspectivas y crea oportunidades para buscar soluciones nuevas y únicas a los problemas. A continuación, se muestran algunos pasos para resolver cada nivel de conflicto en el lugar de trabajo.

1. Manejo de conflictos intrapersonales

Los conflictos intrapersonales pueden suceder a diario, pero aprender a resolverlos puede perfeccionar el pensamiento crítico y las habilidades para la toma de decisiones. Para gestionar el conflicto intrapersonal:

Sigue tus valores

Determina cómo el conflicto afecta tus valores fundamentales y qué es lo que importa para tu productividad en el lugar de trabajo. Considera soluciones que se alineen con tus creencias y motivaciones.

Consulta la política de tu empresa

Si corresponde, revisa las políticas de la empresa que se relacionan con el conflicto. Sigue los procedimientos ya establecidos o comunícate con un supervisor para obtener orientación.

Escribe el conflicto

Revisa los pros y los contras relacionados con tu conflicto y anticipa los resultados de las decisiones opcionales. Considera seleccionar la resolución que tenga más ventajas o mejores resultados.

Sé consciente del tiempo

Ten en cuenta cuánto tiempo tienes para llegar a una solución. Considera establecer una fecha límite para asegurarte de que el conflicto se resuelva rápidamente.

2. Manejo de conflictos interpersonales

La gestión de los conflictos interpersonales permite a los miembros del equipo trabajar juntos para encontrar una solución. Los colegas pueden mejorar sus relaciones e incluso proponer nuevas estrategias o soluciones a los problemas. Aquí hay cuatro pasos que se pueden seguir para resolver conflictos interpersonales en el lugar de trabajo:

Definir el conflicto

Comenzar por identificar exactamente de qué se trata el conflicto, incluido el evento que lo inició y cómo reaccionó cada parte a la situación. Mirar la situación desde el punto de vista de cada persona para determinar lo que cada parte quiere y necesita de la resolución.

Poner el conflicto en contexto

Discutir los impactos del conflicto en cada parte, el proyecto y el lugar de trabajo. Este paso puede ayudar a cada parte a comprender la importancia de resolver el conflicto y motivarlos a colaborar para encontrar una solución.

Crear opciones

Dejar que cada parte tenga una idea para resolver el conflicto, permitiendo que cada parte se turne. Este paso permite que cada interesado identifique cómo se puede resolver el conflicto de manera amistosa. Las partes también pueden intercambiar ideas como grupo para crear soluciones que beneficien a cada uno de los implicados.

Acordar una solución

Como grupo, determinar una solución que impacte positivamente a cada parte. Considerar incluir el establecimiento de metas como parte de esta etapa para evaluar y medir el progreso de una resolución.

CTA Da el Salto con Spring

3. Manejo de conflictos intragrupales

La gestión de los conflictos intragrupales puede ayudar a mantener la productividad de los empleados y garantizar que los equipos logren los objetivos del grupo. A continuación, se muestran tres pasos que se pueden seguir para resolver los conflictos intragrupo de manera eficiente:

Discutir el conflicto en equipo

Discutir abiertamente qué causó el conflicto y cómo se siente cada parte al respecto. Este paso garantiza que todos participen en la búsqueda de una solución y puedan hablar sobre el problema con honestidad. Hacer que cada miembro del equipo aclare por qué mantiene su posición y hablar sobre qué información es la base de estas creencias.

Colaborar en pequeños grupos

Dividir el equipo en grupos más pequeños que tengan diferentes puntos de vista. Analizar el conflicto y hacer una lluvia de ideas sobre los pros y los contras de diferentes soluciones. Reunirse en equipo y hacer que los grupos compartan las ideas que tuvieron. Los grupos más pequeños pueden proporcionar discusiones más exhaustivas, ya que menos personas están tratando de discutir sus posiciones al mismo tiempo.

Alcanzar una decisión

Como equipo completo, decidir qué curso de acción tomar o determinar si es necesario realizar una lluvia de ideas adicional. Asegurarse de que todos estén satisfechos con la decisión y comprometidos con la estrategia propuesta.

4. Resolución de conflictos intergrupales

Se pueden utilizar los conflictos intergrupales como oportunidades para construir relaciones entre equipos, generar ideas nuevas y creativas y fortalecer las creencias de los empleados sobre sus habilidades para superar conflictos futuros. Aquí hay tres pasos que ayudarán a comenzar:

Discutir el problema con todas las partes relevantes

Se puede entablar una conversación con grupos grandes, como en un foro abierto. Esta situación puede funcionar para problemas que afectan a un gran grupo de personas y puede usarse para escuchar una variedad de perspectivas, ideas y preocupaciones con un grupo más pequeño de partes interesadas.

Tener una reunión cerrada con las partes interesadas necesarias

A veces, se puede abordar un conflicto intergrupal con solo unas pocas personas necesarias, como líderes de equipo o jefes de departamento. Este paso puede venir después de realizar un foro abierto o ser la principal táctica de resolución.

Reunir una variedad de posibles soluciones

Animar a cada parte a celebrar reuniones para discutir los problemas a medida que surjan. Si es posible, se puede trasladar a los miembros de un equipo a otro para que puedan ver mejor un problema desde la perspectiva del otro. Luego, se puede hacer que los grupos intercambien ideas sobre soluciones que brinden el impacto más positivo. Para llegar a una solución, consideremos la posibilidad de realizar una votación para evaluar el interés de cada parte en las soluciones propuestas.

Consejos para manejar los conflictos en el lugar de trabajo

Si bien se pueden utilizar los pasos anteriores para abordar ciertos niveles de conflictos, consideremos los siguientes consejos que ayudarán a manejar los conflictos en el lugar de trabajo en una variedad de situaciones:

Programar una hora y un lugar adecuados para la reunión

Pedir a todos los involucrados que reserven un tiempo para resolver el conflicto. Encontrar un lugar tranquilo y cómodo donde se pueda hablar abiertamente sin interrupciones.

Mantener la calma y ser específico

Mantener la calma durante toda la reunión y tratar de concentrarse en los impactos tangibles. Discutir los detalles específicos de un conflicto para que puedan abordarse abiertamente.

Utilizar la escucha activa

Considerar parafrasear la perspectiva de la otra parte para mostrar la comprensión de sus preocupaciones y necesidades. Si estamos mediando en el conflicto, este paso puede ayudar a comprender el conflicto.

Celebrar el progreso y los éxitos

Reconocer los esfuerzos de los miembros del equipo para cambiar el comportamiento o la estrategia. Cuando el equipo logre metas debido a la resolución, hay que reconocer esas victorias y celebrarlas.

Se puede experimentar un conflicto al trabajar con personas con diferentes antecedentes, personalidades y perspectivas. Sin embargo, en la resolución de estas trabas es posible salir fortalecido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain