Volver a springspain.com Sobre nosotros

Introducción a la gestión del conocimiento

Los empleados, al comprender las ventajas, verán con buenos ojos la implementación de un programa de gestión del conocimiento.

Tiempo de lectura: 4 minutos

En la economía actual basada en el conocimiento, la capacidad de gestionarlo se vuelve más crucial a cada minuto. Alrededor de 1950, casi la mitad de los trabajadores de los países industrializados estaban fabricando o ayudando a fabricar cosas. En la década de los 2000, solo un pequeño porcentaje de los trabajadores se dedicaba al trabajo industrial. A medida que aumenta la demanda de trabajo del conocimiento, también lo hace la complejidad de su gestión. El conocimiento se considera cada vez más como una mercancía o un activo intelectual, pero existen algunas características paradójicas del conocimiento que son radicalmente diferentes de otras mercancías valiosas. Estas características de conocimiento incluyen lo siguiente:

  • Usar el conocimiento no lo consume
  • Transferir conocimientos no implica perderlos
  • El conocimiento es abundante, pero la capacidad de utilizarlo es escasa
  • Gran parte del valioso conocimiento de una organización sale por la puerta al final de cada jornada

Tenemos un conocimiento ilimitado a nuestra disposición con la llegada de Internet, pero necesitamos una forma de determinar qué es útil y qué no. Una gran organización es aquella que aprende, recuerda y actúa de acuerdo con la mejor información, conocimiento y procesos disponibles. Dos factores clave de la competitividad son la capacidad de crear y difundir conocimiento. Es la propiedad del conocimiento junto con la capacidad de usarlo para crear o mejorar bienes o servicios lo que define a una empresa exitosa.

Qué es la gestión del conocimiento

En pocas palabras, la gestión del conocimiento es el proceso de capturar, distribuir y utilizar eficazmente el conocimiento. Esta definición fue acuñada por Tom Davenport en 1994. Otra forma de definir la Gestión del Conocimiento es el proceso o procesos utilizados para manejar y supervisar todo el conocimiento que existe dentro de una empresa. El concepto de Gestión del Conocimiento surgió de la industria de la consultoría en torno a la popularidad de Internet. Rápidamente se dio cuenta de lo poderoso que puede ser tener una intranet, un subconjunto interno de Internet. Esto ofrece la capacidad de hacer que la información esté disponible, de modo que las personas adecuadas puedan obtener la información pertinente en el momento justo.

El conocimiento se presenta en tres formas:

  • Explícito: información en forma tangible, como libros, periódicos o artículos.
  • Implícito: información que no se origina en una forma tangible, pero que se puede transferir a una forma tangible. Un ejemplo sería un dictado de un discurso o una experiencia.
  • Tácito: información que es difícil de capturar de forma tangible, como la percepción que alguien tiene de una experiencia o un sentimiento después de un gran evento.

El campo de la gestión del conocimiento se basa principalmente en el conocimiento explícito, también llamado conocimiento formal o codificado, conocimiento tácito o conocimiento intuitivo. El conocimiento implícito es la aplicación práctica del conocimiento explícito. Son las mejores prácticas y habilidades las que se pueden transferir de un trabajo a otro, y las mejores formas de realizar una tarea con resultados. El conocimiento implícito eventualmente se vuelve explícito o tácito o ambos. Queremos que todos los empleados creen buenos hábitos, por eso es importante tener un sistema de gestión del conocimiento bien cuidado.

Teoría de la gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento es un ciclo continuo de tres procesos:

  • Creación y mejora de conocimiento
  • Distribución y circulación del conocimiento
  • Adición y aplicación de conocimientos

El éxito de una organización depende de cómo se reinventa continuamente. Los empleados deben saber cómo acceder y almacenar el conocimiento dentro de la organización. Es tan importante aprender del pasado como mejorar el desempeño en el futuro. Un sistema de retroalimentación es importante para que se sepa si las personas adecuadas obtienen la información correcta. Esto permite que la base de conocimientos mejore continuamente y, en última instancia, permite que una organización continúe teniendo éxito.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

Por qué es importante la gestión del conocimiento

Se estima que las malas prácticas de intercambio de conocimientos cuestan a las empresas Fortune 500 más de 31 mil millones de dólares anuales. Además, en una encuesta publicada en el libro Critical Knowledge Transfer, se estima que perder a un empleado clave puede conllevar un coste relacionado con el conocimiento de hasta 1 millón de dólares por empleado.

Los empleados renuncian y se jubilan, llevándose consigo décadas de conocimiento de la empresa. Incluso si capacitan a sus reemplazos, los empleados que se van nunca pueden transmitir todo lo que saben porque gran parte de su conocimiento es tácito. Los discos duros fallan y los dispositivos pueden ser robados. Algunas personas son mejores que otras para transferir información tácita. La gestión del conocimiento es importante debido a estas situaciones.

Cuando el conocimiento no se comparte y no es accesible, los empleados pierden tiempo recreando soluciones, cometiendo errores antes, sin obtener la información necesaria para ser productivos y respondiendo las mismas preguntas una y otra vez.

El objetivo de la gestión del conocimiento

Uno de los mayores obstáculos para implementar un sistema de gestión del conocimiento es lograr que los empleados lo adopten. Pueden temer que compartir sus conocimientos reduzca el valor que brindan y ponga en riesgo sus trabajos, y / o que un nuevo sistema les consuma demasiado tiempo. Es posible que simplemente se sientan cómodos con la antigua forma de hacer las cosas y no quieran adoptar otra herramienta o proceso en su flujo de trabajo.

Es importante formar una estrategia no solo sobre cómo la empresa compartirá y almacenará el conocimiento, sino también cómo la empresa alentará a los empleados a hacer lo mismo. Para tener éxito, es fundamental tener un objetivo claro de crear una cultura empresarial que dé prioridad al intercambio de conocimientos. El objetivo general de la gestión del conocimiento debe ser generar resultados positivos para los negocios y los empleados.

Cuando los empleados comprenden las ventajas, las posibilidades de implementar con éxito un programa de gestión del conocimiento son mucho mayores.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain