Volver a springspain.com Sobre nosotros

La gestión participativa

Una estructura de gestión participativa permite a los empleados de todos los niveles influir en las operaciones y los objetivos de la empresa. En esta estructura de gestión, el éxito del grupo se valora tanto como el éxito individual.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Si nuestra empresa utiliza la gestión participativa, es posible que tengamos la oportunidad de desarrollar estrategias, compartir nuestros análisis de problemas y ofrecer formas de implementar soluciones. Este artículo explora la gestión participativa, sus múltiples formas y lo que podemos esperar si nuestro empleador utiliza esta estructura de gestión.

¿Qué es la gestión participativa?

La gestión participativa es una estructura de liderazgo que anima a las personas de múltiples niveles de una empresa a contribuir a la gestión de la organización. Las empresas que emplean este estilo suelen ocupar puestos con roles formales de gestión, pero esos gerentes dan prioridad a recibir comentarios y solicitar comentarios de otros empleados.

La gestión participativa tiene muchos beneficios. Por ejemplo:

  • Los equipos pueden sentirse más apoyados en el desarrollo de ideas innovadoras y diversas.
  • Los empleados pueden sentirse más comprometidos personalmente en lograr los objetivos, cumplir con los plazos y desarrollar soluciones.
  • Los empleados pueden experimentar una mayor moral y satisfacción laboral.
  • La retención de empleados de una empresa puede mejorar.

Tipos de gestión participativa

Dependiendo del estilo de gestión participativa de la empresa, sus supervisores pueden buscar nuestra opinión de diferentes maneras. Los tipos básicos de gestión participativa incluyen:

  1. Estilo de consulta: los gerentes buscan la opinión de los empleados antes de tomar decisiones o implementar cambios. Luego, consideran estas ideas antes de tomar una decisión final independiente.
  2. Estilo de toma de decisiones conjunta: la gerencia solicita la retroalimentación de los empleados y también espera que los empleados participen en la toma de decisiones finales. En este caso, los miembros del equipo tienen la libertad de compartir ideas y la responsabilidad de las decisiones que toma su equipo. La toma de decisiones conjunta puede adoptar la forma de equipos autogestionados o estructuras organizativas colaborativas.
  3. Empresa propiedad de los empleados: en algunos casos, los empleados poseen una participación significativa en la empresa. La concentración de la propiedad es limitada, por lo que todos los empleados tienen participaciones aproximadamente equivalentes. Como resultado, los empleados invierten en las decisiones que toma la empresa como partes interesadas y no solo como contribuyentes.

Estrategias para implementar la gestión participativa

Si nuestra organización implementa un modelo de gestión participativa, podemos esperar que nuestros supervisores utilicen las siguientes estrategias.

Considerar múltiples opiniones

En un estilo de gestión participativa, los supervisores buscarán comentarios sobre políticas, decisiones y soluciones y cómo implementarlas. Las personas de varios departamentos tendrán perspectivas, por lo que los aportes colectivos pueden proporcionar una idea más completa de lo que la empresa necesita para lograr los objetivos. La gerencia podría valorar tener muchas soluciones posibles que puedan utilizar para tomar su decisión final.

CTA Da el Salto con Spring

Brindar información a los empleados

Con un modelo de gestión participativa, podemos esperar que nuestros gerentes compartan información sobre la empresa, sus objetivos y resultados. Todos los contribuyentes y tomadores de decisiones necesitan tener información para poder tomar decisiones informadas y crear soluciones efectivas.

Fomentar las soluciones creativas

Para que los modelos participativos funcionen, la organización pedirá a las personas que compartan soluciones creativas. Para que nosotros y nuestros compañeros de trabajo nos sintamos cómodos compartiendo ideas, es probable que los gerentes apunten a fomentar la colaboración abierta y el respeto.

Contratar personas con cualidades de liderazgo

Los gerentes de contratación pueden buscar personas que ya posean experiencia y cualidades de liderazgo. Un empleado recién contratado con sólidas cualidades de liderazgo puede convertirse rápidamente en un contribuyente productivo para una empresa que utiliza un estilo de gestión participativa.

Reservar tiempo para compartir ideas y tener reuniones

Una forma en que la empresa puede implementar una estructura participativa es celebrar reuniones periódicas que ofrezcan a las personas la oportunidad de desarrollar ideas, hacer planes y compartir sugerencias.

Proporcionar formación

Los empleadores pueden brindar capacitación para respaldar nuestra capacidad de tomar decisiones que beneficiarán a la empresa. Dado que las personas con conocimientos y experiencia pueden ofrecer contribuciones valiosas, las organizaciones que brindan capacitación a sus colaboradores se beneficiarán de las ideas que compartan.

Habilidades para la gestión participativa

Para que la gestión participativa sea eficaz, el empleador puede buscar contratar y promover empleados que tengan cualidades específicas, tales como:

  • Liderazgo: los mejores contribuyentes a la gestión participativa poseen habilidades de liderazgo y buscan desarrollarlas aún más. Los líderes son a menudo formadores de equipos decisivos que están dispuestos a correr riesgos. Son confiables y disfrutan resolviendo problemas. Podemos demostrar nuestras habilidades de liderazgo creando un procedimiento para capacitar a los nuevos empleados sobre cómo organizar sus flujos de trabajo o mantenerse al día con las actualizaciones de la industria.
  • Habilidades interpersonales: estas habilidades determinan cómo interactuamos con otras personas. Para tener un entorno en el que los miembros del equipo se sientan cómodos compartiendo ideas, las empresas gestionadas de forma participativa tienen como objetivo contratar y retener empleados empáticos, amigables y alentadores.
  • Comunicación: las buenas habilidades de comunicación serán vitales si se contribuye a un equipo de estilo de gestión participativa. Es importante desarrollar las habilidades de escucha activa y alentar a los miembros del equipo a compartir sus ideas. En esta estructura de gestión, el éxito del grupo se valora tanto como el éxito individual.

Los lugares de trabajo que utilizan la gestión participativa buscan integrar la experiencia de sus empleados en la toma de decisiones de la empresa. Una estructura de gestión participativa permite a los empleados de todos los niveles influir en las operaciones y los objetivos de la empresa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain