Volver a springspain.com Sobre nosotros

Qué es la economía gig

La economía gig resulta interesante para las empresas y la fuerza laboral independiente que gana tanta fuerza en los últimos años. Pero ¿sabes en qué consiste la economía colaborativa?

Tiempo de lectura: 4 minutos

El trabajo como freelance lleva funcionando durante décadas, pero en los últimos años, el número de trabajadores por cuenta propia se ha disparado. Ya sea por las tendencias generacionales o el clima económico tumultuoso que vivimos, está claro que la economía gig o colaborativa ha llegado para quedarse.

Definición de economía gig

El término de economía gig o colaborativa hace referencia a un entorno laboral general en el que los compromisos a corto plazo, los contratos temporales y la contratación independiente son comunes. Se podría pensar que es una palabra de moda, y se tendría razón, pero el crecimiento generalizado de nuevas empresas que la apoyan le confieren una realidad única. Esta economía, así como el número de trabajadores que le sacan partido, son una clara indicación de que la naturaleza del trabajo tal como lo conocemos está cambiando.

La economía gig difiere del empleo tradicional en que los trabajos no son permanentes. Al estudiarlo más a fondo, comprobamos que el término se refiere a muchas tareas puntuales o asignaciones de turnos individuales. Sin embargo, el término también puede usarse para hacer referencia a acuerdos independientes a más largo plazo y tareas de contratación independientes.

Cómo funciona la economía colaborativa

Un “gig” o trabajo individual representa una pequeña porción de los ingresos de un trabajador. Cuando los trabajadores agregan una variedad de tareas o turnos para clientes o empresas, sus ganancias acumuladas pueden ser similares a las del empleo a tiempo completo. Otros aprovechan estos acuerdos a corto plazo como una forma de obtener un ingreso a tiempo parcial o un ingreso suplementario. La economía gig resulta beneficiosa tanto para trabajadores como para empleadores. Los primeros buscando acuerdos de trabajo flexibles a corto plazo y las segundas al buscar trabajadores temporales en lugar de empleados a tiempo completo.

Cada vez más, nos encontramos este tipo de economía en plataformas tecnológicas cuyo objetivo es el de conectar a los trabajadores que buscan acuerdos de trabajo flexibles con las empresas que los necesitan. Para ello emplean aplicaciones o sitios web especializados. Algunas plataformas se centran en ciertos nichos, mientras que otras son más amplias y conectan a los trabajadores con empresas y clientes para tareas que van desde los servicios de limpieza hasta la escritura.

En la economía colaborativa, los trabajadores operan como contratistas independientes, lo que significa que sus clientes les pagan una tarifa acordada por los servicios prestados. En un acuerdo de contratación independiente, los trabajadores son responsables de ahorrar y pagar sus propios impuestos y no son elegibles para los beneficios típicos del empleo a tiempo completo, como inversiones de jubilación y cuentas de ahorro.

Pero gracias al aumento de esta fuerza laboral independiente, los beneficios como la cobertura de seguro de salud, los planes privados de pensiones y el seguro de responsabilidad civil y accidentes son más accesibles que nunca. Además, los trabajadores que operan como contratistas independientes pueden aprovechar los beneficios fiscales del autónomo, incluyendo deducciones fiscales por gastos operativos no reembolsados como viajes, suministros y similares.

Beneficios de la economía gig

Los trabajadores sacan partido a la economía independiente para ganar o complementar sus ingresos mencionan la flexibilidad como su mayor atractivo. Cuando un profesional no está comprometido con un solo empleador en un acuerdo de empleo a tiempo completo, mantiene un mayor control sobre sus horarios de trabajo. Tienen la capacidad de aceptar solo aquellos acuerdos, asignaciones o turnos que no interfieran con sus otros compromisos.

Los miembros a tiempo completo con formación universitaria pueden complementar sus ingresos aceptando “gigs” por las tardes o los fines de semana. Los profesionales calificados ejercen mayor control sobre su trayectoria profesional al participar en proyectos desafiantes y crear un currículo más completo, llegando así a puestos de tiempo completo de mejor nivel y mejor remunerados. Además, existe un alto porcentaje de trabajadores que deciden mantenerse como fuerza laboral independiente dada la flexibilidad y las posibles ganancias que ofrece la economía gig.

El incremento de trabajadores freelance beneficia por igual a los trabajadores y a las empresas. Estas pueden aprovechar la reducción de costes en contrataciones a tiempo completo para satisfacer su demanda. El coste general de contratar ayuda a menudo es menor en comparación con el coste de contratar a un empleado a tiempo completo.

Las empresas pueden aprovechar fácilmente profesionales calificados para proyectos específicos a corto plazo que de otro modo serían demasiado costosos. Además, impulsa la economía global al operar y realizar servicios mucho más rápido y de manera más eficiente. Con la digitalización y la automatización amenazando algunos trabajos tradicionales, la economía independiente puede proporcionar seguridad laboral, pero no en el sentido tradicional.

Prácticas para aprovecha esta economía

Es más fácil que nunca para las empresas aprovechar la economía gig. Además, los trabajadores, independientemente de su nivel, pueden obtener fácilmente colaboraciones a corto plazo para ganarse la vida o complementar un ingreso existente. Especialmente si el trabajador sigue estas prácticas:

  • Encuentra tu nicho. Utiliza tus habilidades, intereses y pasiones para hacerte con un nicho laboral.
  • Aprovecha las redes sociales. Una vez identificado el tipo de trabajo en el que se está interesado y calificado, debes registrarte en las redes sociales que conectan a los trabajadores con x habilidades con las empresas que los necesitan. Estas plataformas facilitan la seguridad del trabajo temporal sin la laboriosa tarea de buscar clientes por tu cuenta.
  • Establece un horario. Si bien uno de los mayores beneficios de la economía gig es la flexibilidad, determinar tu disponibilidad con anticipación hace que sea más fácil descartar las colaboraciones incompatibles con tu horario. Además, reduce la probabilidad de que tengas que hacer cambios o retirarte de un contrato previamente aceptado.
  • Administra tus finanzas. Como trabajador independiente, desarrollar un presupuesto y organizar tus finanzas es clave. Determina cuánto necesitarás reservar para pagar impuestos y desarrolla un sistema que documente tus ingresos y gastos.
  • Da todo de ti en cada colaboración. Entrégate al 100% en cada trabajo, incluso si está trabajando un solo turno para una empresa. Muchas plataformas de búsqueda de personal se retroalimentan, lo que permite a las compañías calificar y revisar a los trabajadores temporales. Esto puede afectar significativamente a tu capacidad para asegurarte trabajo en el futuro. Incluso si no existe un mecanismo de revisión formal, tu reputación es clave para tener éxito dentro de la economía colaborativa.

Conclusión

La economía gig ofrece bastantes oportunidades, tanto para la fuerza laboral como para los empleadores. El aumento de la fuerza laboral independiente ha llegado para quedarse. Ello se debe a los avances tecnológicos, que hacen que sea más fácil que nunca encontrar trabajos temporales que brindan libertad y flexibilidad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain