Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo delegar tareas

Como responsable de un equipo de trabajo, saber delegar tareas es imprescindible para conseguir el éxito empresarial.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Es un hecho indiscutible: todos los gerentes deben saber cómo delegar tareas. De lo contrario, descubrirás que eres tú quien lo hace todo, y esa es una situación en la que todos pierden. La delegación eficaz es una habilidad que debes dominar si deseas hacer bien tu trabajo y mantener intacta la cordura.

La delegación genera confianza, genera credibilidad dentro del equipo y reduce el estrés de la carga de trabajo del gerente. Crea cuellos de botella innecesarios que el gerente sea la persona que entienda todo en el equipo y cómo hacer todo. Si puedes renunciar a algunas de esas áreas y empoderar al equipo para que asuma diferentes proyectos, tendrás un impacto positivo.

Prueba estas estrategias para pasar ciertas responsabilidades a tus empleados de una buena manera.

Consejos para delegar tareas

Aprender confiar en los demás

A menudo, el mayor obstáculo para una delegación eficaz es la incapacidad del gerente para dejar que otra persona haga algo que cree que podría hacer por sí mismo. Muéstrate dispuesto a reconocer que puedes tener algunos problemas con la delegación que podrían ser un desafío para ti.

Delegar tareas puede ayudar al equipo a trabajar de manera más eficiente y crear oportunidades para que desarrollen y mejoren sus habilidades mientras obtienen más visibilidad en la empresa.

Dicho esto, asegúrate de no pasar cosas porque simplemente no quieres hacerlas tú mismo. A veces, nuestros empleados no ven cómo una tarea los beneficiará, aparte de que van a trabajar más duro. Creen que el jefe simplemente les está tirando cosas. Sé reflexivo sobre lo que entregas a la cadena.

Sé claro

Cuando descubras cómo delegar tareas, tómate un tiempo para averiguar qué es lo que les pides a tus empleados que hagan. Sé muy claro sobre lo que estás delegando. Muchas veces, la razón por la que no delegamos es porque estamos confundidos acerca de lo que realmente necesitas hacer, o no lo hemos pensado bien.

Sé completo en tu comunicación de lo que se delega y asegúrate de que esa persona comprende tus expectativas y plazos.

La delegación efectiva es una forma de empoderar al equipo, por lo que también deben comprender por qué lo hacen. Quieres motivar a la persona, apelar a su maestría. Deben sentir que tienen lo que necesitan para hacer esto por sí mismos y que lo están haciendo con un propósito.

CTA Da el Salto con Spring

Piensa de antemano

Uno de los temores al delegar tareas es que alguien más no pueda negociar todos los giros y vueltas que la tarea puede tomar. En el fondo, no dejamos de ser una especie de fanáticos del control.

Ahora es el momento de pensar en todos los obstáculos potenciales que podrían descarrilar la tarea que estás asignando y preparar al trabajador para manejarlos, o acudir a ti si tienen problemas. Piensa en todos los monstruos espeluznantes que podrían estar debajo de la cama y que probablemente te estén haciendo postergar la realización de este proyecto. Di: ‘Si el departamento de envíos dice que no, hablemos’.

Asegúrate de que los trabajadores puedan realizar el trabajo

Una forma rápida de generar ansiedad es darle una tarea a alguien que no tiene recursos para completarla. Equipa a tu equipo con todas las herramientas y la información que necesitarán para completar la tarea que les estás dando. Si necesitan hacer referencia a un informe, asegúrate de que puedan acceder a él.

Además, elije a alguien que tenga las habilidades necesarias. Crea estrés para un empleado cuando su gerente le pide que asuma una tarea que no está dentro de sus capacidades, y no es algo que tenga experiencia en hacer.

Piensa realmente en cómo puedes transmitir algunas habilidades y oportunidades que ayudarán al equipo a crecer y desarrollarse, al mismo tiempo que te ayudarán a reconocer a la persona adecuada para el trabajo. Puedes lograrlo a través del entrenamiento, uno a uno, y la comprensión de algunas de las fortalezas de tu equipo. Así, ayudarás a respaldar y realizar un seguimiento de la tarea y aprovecharla como una oportunidad para inspirar a otras personas.

También deben tener la autoridad para administrar completamente el trabajo. Si completar la tarea requiere que le pidan a alguien que actúe para ellos, asegúrate de haberle dado el poder para hacerlo. Cuando delegas en alguien, le estás dando plena autoridad para llevar la tarea a cabo, no te quedas sosteniéndole las manos tras la espalda mientras lo hacen.

Haz preguntas

Eres el jefe y los empleados pueden sentirse demasiado intimidados para pedir claridad si no entienden algo. Dales una oportunidad. Haz preguntas del tipo ‘¿Ves algún problema en esto? ¿Tienes alguna duda o pregunta? ¿Algo no está claro?’

También es fundamental preguntar si tienen el ancho de banda. Esto es importante, porque nuestra cultura es alérgica a decir ‘no’. Cuando reconocemos eso y decimos: ‘¿Tienes el tiempo necesario para asumir esto ahora mismo?’ estás haciendo que la persona reflexione y te diga si podrá hacer un buen trabajo o no.

Del mismo modo, es fundamental rotar las asignaciones. Descubra cuáles son las fortalezas de las personas que te rodean y equilibra las oportunidades de visibilidad en las que pueden contribuir.

Sigue caminando

Aprender a delegar tareas es bueno tanto para ti como para tus compañeros de trabajo. Como gerente, has formado un equipo sólido y has transmitido tus conocimientos y habilidades. Confía en ellos para hacer bien el trabajo. ¿Qué viene después? A menudo, la mejor opción es dejar el trabajo en manos del equipo y encontrar nuevas oportunidades.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain