Volver a springspain.com Sobre nosotros

Flow en el trabajo: productividad y felicidad

¿Sabes cómo conseguir el flow en el trabajo? Sigue nuestros consejos y conseguirás ser más productivo y sentirte más a gusto al desempeñar tus tareas laborales.

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Alguna vez te has metido tanto en tus tareas que has perdido la noción del tiempo? Ser embargado por un momento como ese, aunque puede sonar raro para la mayoría de las personas, es un estado que se llama estado de flujo o flow en el trabajo. El resultado se traduce en un aumento de la productividad y mayor felicidad a la hora de desempeñar tu puesto.

Qué es el flow en el trabajo

El estado de flujo es una de las claves de la felicidad laboral. Además, podemos añadirle un beneficio adicional. El flow no solo reduce el estrés sino que aumenta tu productividad. Se trata de un concepto que está muy de moda en este momento y algo que la mayoría de nosotros hemos experimentado en un momento u otro de nuestra vida. El secreto está en saber dominar las claves para poder alcanzar esa situación cuando estás trabajando.

Hoy veremos qué es flow, por qué es tan importante y cómo puedes lograrlo regularmente para aumentar tu productividad y tu felicidad en el trabajo.

Un concepto psicológico

Cuando los psicólogos y los expertos en productividad hablan del estado de flujo se refieren a ese momento en que un trabajador se implica tanto en su tarea que olvida la noción del tiempo. Además, el empleado no siente pesadez. Muy al contrario, esa persona es embargada por una sensación emocionante y comprometida con sus labores.

Se trata de una sensación increíble, cuando algo en lo que estás trabajando te engancha y estás tan absorto en la tarea que parece que el tiempo se detiene. Ese sentimiento de ultra enfoque y eficiencia se conoce como el ‘estado de flujo’ y se está volviendo cada vez más importante para las empresas.

El padre de la teoría del flow

El término fue acuñado en la década de 1970 por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi. Todo empezó con su libro ‘Flow: The Psychology of Optimal Experience’. En él destacó ocho factores que facilitan el estado de flujo.

Entre estos pasos se encuentran permitir una concentración completa, ser muy claro sobre el resultado final o la meta, equilibrar el desafío y las habilidades y perderse en la tarea, sin darse cuenta del paso del tiempo. Entonces, ¿cuáles son los beneficios y cómo podemos lograr este estado?

El mismo Csikszentmihalyi declaró: “Desarrollé una teoría de la experiencia óptima basada en el concepto de flujo: el estado en el que las personas están tan involucradas en una actividad que nada más parece importar; la experiencia en sí misma es tan agradable que la gente lo hará incluso a un gran costo, por el mero hecho de hacerlo «.

No obstante, los expertos dicen que solo el 5% de los trabajadores pasan su tiempo en un estado de trabajo maravilloso y de alta productividad. En este sentido, es el momento de que también las empresas hagan todo lo posible por contribuir a que los empleados se encuentren a gusto.

Las organizaciones tienen que imaginar el impacto que supondría ese rendimiento para la compañía si se pudiera aumentar este número. Ellas pueden contribuir a través del reconocimiento laboral.

CTA Da el Salto con Spring

Cómo activar la motivación en el trabajo

Existen ciertos comportamientos y hábitos que ayudan a potenciar el flow en el trabajo. Practicándolos el empleado puede alcanzar esa sensación incluso en situaciones aparentemente aburridas o adversas.

Aprende los conceptos básicos de la ciencia del flujo

La psicología del flujo identificó los muchos factores que promueven esta mentalidad altamente agradable y rentable:

  • Equilibrio, desafío y habilidad. Elije tareas que se adapten a tus talentos y niveles de habilidad y también a los de tus empleados. A medida que las personas se enfrentan a desafíos manejables ganan la confianza para realizar tareas cada vez más difíciles.
  • Fusionar acción y conciencia. No basta con hablar del estado de flujo. Identifica las tareas en las que te sientes más libre, esos momentos en que «el tiempo vuela». El flow en el trabajo surge cuando te implicas con las acciones correctas.
  • Establecer objetivos claros. Debes tener en cuenta tus logros, sin importar cuán pequeños sean. El golpe de dopamina que obtienes al completar una tarea te ayudará a hacer la siguiente. A medida que cumples objetivos, tu entusiasmo y el estado de flujo pueden crecer exponencialmente.
  • Promueve feedbacks honestos e inmediatos. ¿Estabas realmente en un estado de flow en el trabajo o simplemente has trabajado por inercia? ¿Esa reunión produjo tantas ideas geniales como pensabas o encontraste fallos al día siguiente? ¿El gran plan nuevo de tu equipo coincidirá con las necesidades de otros departamentos de tu organización?
  • Concéntrate en una tarea a la vez. No pierdas el enfoque haciendo múltiples tareas. En lugar de mezclar tareas de flujo con tareas aburridas, imponte objetivos inquebrantables para aprovechar al máximo tus momentos de alta productividad y mantenerte en el estado de flujo.
  • Corta las distracciones. Nunca lograrás fluir si estás distraído. Tu cerebro simplemente no podrá concentrarse. Ciertamente, hay circunstancias en las que las distracciones son inevitables. Pero la mayor parte del tiempo puede trabajar para minimizar o eliminar las distracciones. Estas son nuestras tácticas favoritas para hacerlo:
  • Usa auriculares.
  • Pon tu teléfono en modo avión.
  • Crea un espacio de estudio.
  • Cierra tu puerta.
  • Programa bloques de tiempo ininterrumpidos en tu calendario.
  • Usa la técnica Pomodoro.
  • Experiencia autotélica. Cuando trabajas para alcanzar tus objetivos (no los de otra persona), sientes una motivación intrínseca. Las personas con personalidades autotélicas buscan actividades desafiantes y de alta recompensa. Autotelic significa «auto-meta». Al buscar el empoderamiento y la libertad puedes «activar» el potencial de tu mente para invertir fuertemente en tu trabajo.

Constancia

Entrar en un estado mental de flujo de vez en cuando está genial. Sin embargo, para ingresar a este estado altamente productivo de manera regular, debes abordarlo como un científico.

Si administras un equipo, experimenta con técnicas de flow para aumentar la satisfacción laboral y las tasas de retención de sus empleados. Los trabajadores millenials quieren lugares de trabajo libres y flexibles y la oportunidad de perseguir sus pasiones.

¡Puedes atraer y conservar el mejor talento al estudiar la teoría de flujo, aprender los disparadores del flow en el trabajo de los miembros de tu equipo y facilitar un desempeño más productivo!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain