Volver a springspain.com Sobre nosotros

10 estilos de liderazgo comunes

Saber qué estilo de liderazgo aplicar en situaciones laborales viene con tiempo, práctica e inteligencia emocional. La mayoría de los líderes toman prestado de una variedad de estilos para lograr diversas metas en diferentes momentos de sus carreras.

Tiempo de lectura: 7 minutos

En algún momento de una carrera, se puede asumir un papel de liderazgo. Ya sea que esté dirigiendo una reunión, un proyecto, un equipo o un departamento completo, podríamos considerar identificarnos con un estilo de liderazgo definido o adoptarlo.

La mayoría de los profesionales desarrollan su propio estilo de liderazgo en función de factores como la experiencia y la personalidad, así como las necesidades únicas de su empresa y su cultura organizacional. Si bien cada líder es diferente, existen 10 estilos de liderazgo que se usan comúnmente en el lugar de trabajo.

En este artículo, cubriremos los 10 estilos de liderazgo más comunes y brindaremos ejemplos y características comunes de cada uno para ayudar a determinar con qué estilo de liderazgo nos identificamos más.

La importancia de desarrollar un estilo de liderazgo

Para la mayoría de los empleadores, las cuestiones sobre habilidades de liderazgo en una entrevista resultan ser la forma de evaluación más precisa sobre la capacidad de un candidato para tener éxito en un puesto.

Lo cierto es que a medida que se desarrollen habilidades de liderazgo, es probable que se utilicen diferentes procesos y métodos para lograr los objetivos del empleador y satisfacer las necesidades de los empleados que dependen del líder. Para ser eficaz como gerente, se pueden utilizar varios estilos de liderazgo diferentes.

Si se toma el tiempo para familiarizarse con cada uno de estos tipos de liderazgo, es posible que reconozca ciertas áreas para mejorar o expandir nuestro propio estilo de liderazgo. 

También se pueden identificar otras formas de liderar que podrían servir mejor a nuestros objetivos actuales y comprender cómo trabajar con gerentes que siguen un estilo diferente al nuestro.

Tipos de estilos de liderazgo

En la siguiente sección, veremos cada estilo de liderazgo en detalle incluyendo beneficios y desafíos.

1. Estilo de liderazgo de entrenamiento

Un líder de coaching es alguien que puede reconocer rápidamente las fortalezas, debilidades y motivaciones de los miembros de su equipo para ayudar a cada individuo a mejorar. Este tipo de líder a menudo ayuda a los miembros del equipo a establecer metas inteligentes y luego proporciona retroalimentación regular con proyectos desafiantes para promover el crecimiento. Son hábiles para establecer expectativas claras y crear un entorno positivo y motivador.

Pueden ser un líder de coaching si:

  • Son solidarios.
  • Ofrecen orientación en lugar de dar órdenes.
  • Valoran el aprendizaje como forma de crecer.
  • Hacen preguntas guiadas.
  • Equilibran la transmisión del conocimiento y ayudan a otros a encontrarlo por sí mismos.
  • Son conscientes de sí mismos.

Beneficios: el liderazgo de coaching es de naturaleza positiva y promueve el desarrollo de nuevas habilidades, el pensamiento libre, el empoderamiento, revisa los objetivos de la empresa y fomenta una cultura empresarial segura. Los líderes que entrenan a menudo son vistos como mentores valiosos.

Desafíos: si bien este estilo tiene muchas ventajas, puede llevar más tiempo, ya que requiere trabajar de uno a uno con los empleados, lo que puede ser difícil en un entorno basado en fechas límite.

2. Estilo de liderazgo visionario

Los líderes visionarios tienen una capacidad poderosa para impulsar el progreso y marcar el comienzo de períodos de cambio al inspirar a los empleados y ganarse la confianza de las nuevas ideas. Un líder visionario también puede establecer un fuerte vínculo organizacional. Se esfuerzan por fomentar la confianza entre subordinados directos y colegas por igual.

Puede ser un líder visionario si es:

  • Persistente y audaz.
  • Estratégico.
  • Asume riesgos.
  • Inspirador.
  • Optimista.
  • Innovador.
  • Carismático.

Beneficios: el liderazgo visionario puede ayudar a las empresas a crecer, unir equipos y a la empresa en general y mejorar las tecnologías o prácticas obsoletas.

Desafíos: los líderes visionarios pueden perder detalles importantes u otras oportunidades porque están muy concentrados en el panorama general. También pueden sacrificar la resolución de problemas actuales porque están más orientados hacia el futuro, lo que podría dejar a su equipo sin sentirse escuchado.

3. Estilo de liderazgo de servicio

Los líderes de servicio viven con una mentalidad que prioriza a las personas y creen que cuando los miembros del equipo se sienten realizados, personal y profesionalmente, son más efectivos y es más probable que produzcan un gran trabajo con regularidad. Debido a su énfasis en la satisfacción y la colaboración de los empleados, tienden a alcanzar niveles más altos de respeto.

Puede ser un líder servidor si:

  • Motiva a tu equipo.
  • Tiene excelentes habilidades de comunicación.
  • Se preocupa personalmente por su equipo.
  • Fomenta la colaboración y el compromiso.
  • Se compromete a hacer crecer su equipo profesionalmente.

Beneficios: Los líderes de servicio tienen la capacidad de impulsar la lealtad y la productividad de los empleados, mejorar el desarrollo y la toma de decisiones de los trabajadores, cultivar la confianza y crear futuros líderes.

Desafíos: Los líderes servidores pueden agotarse, ya que a menudo anteponen las necesidades de su equipo a las propias. Pueden tener dificultades para ser autoritarios cuando es necesario.

4. Estilo de liderazgo autocrático

También llamado “estilo autoritario de liderazgo”, este tipo de líder es alguien que se enfoca principalmente en los resultados y la eficiencia. A menudo toman decisiones solos o con un grupo pequeño de confianza y esperan que los empleados hagan exactamente lo que se les pide. Puede resultar útil pensar en este tipo de líderes como comandantes militares.

Puede ser un líder autocrático si:

  • Tiene confianza en sí mismo.
  • Está motivado.
  • Se comunica de forma clara y coherente.
  • Sigue las reglas.
  • Es confiable.
  • Valora entornos altamente estructurados.
  • Cree en entornos de trabajo supervisados.

Beneficios: los líderes autocráticos pueden promover la productividad a través de la delegación, proporcionar una comunicación clara y directa, reducir el estrés de los empleados al tomar decisiones rápidamente por su cuenta.

Desafíos: los líderes autocráticos a menudo son propensos a altos niveles de estrés porque se sienten responsables de todo. Dado que carecen de flexibilidad y, a menudo, no quieren escuchar las ideas de los demás, el equipo suele resentirse de estos líderes.

5. Estilo de liderazgo de laissez-faire o no intervención

El estilo de laissez-faire es lo opuesto al tipo de liderazgo autocrático, que se centra en delegar muchas tareas a los miembros del equipo y proporciona poca o ninguna supervisión. Debido a que un líder de laissez-faire no dedica su tiempo a administrar intensamente a los empleados, a menudo tienen más tiempo para dedicarlo a otros proyectos.

Los gerentes pueden adoptar este estilo de liderazgo cuando todos los miembros del equipo tienen mucha experiencia, están bien capacitados y requieren poca supervisión. Sin embargo, también puede causar una caída en la productividad si los empleados están confundidos acerca de las expectativas de su líder.

Puede ser un líder del laissez-faire si:

  • Delega efectivamente.
  • Cree en la libertad de elección.
  • Proporciona suficientes recursos y herramientas.
  • Toma el control si es necesario.
  • Ofrece críticas constructivas.
  • Fomenta las cualidades de liderazgo en su equipo.
  • Promueve un ambiente de trabajo autónomo.

Beneficios: este estilo fomenta la responsabilidad, la creatividad y un entorno de trabajo relajado que a menudo conduce a tasas de retención de empleados más altas.

Desafíos: el estilo de liderazgo laissez-faire no funciona bien para los nuevos empleados, ya que necesitan orientación y apoyo práctico al principio. Este método también puede provocar una falta de estructura, confusión en el liderazgo y que los empleados no se sientan debidamente apoyados.

6. Estilo de liderazgo democrático o participativo

El estilo democrático es una combinación de los tipos de líderes autocrático y laissez-faire. Un líder democrático es alguien que solicita comentarios y considera los comentarios de su equipo antes de tomar una decisión. Debido a que los miembros del equipo sienten que se escucha su voz y que sus contribuciones son importantes, a un estilo de liderazgo democrático a menudo se le atribuye el fomento de niveles más altos de compromiso de los empleados y satisfacción en el lugar de trabajo.

Puede ser un líder democrático / participativo si:

  • Fomentan discusiones grupales de valor.
  • Brindan toda la información al equipo a la hora de tomar decisiones.
  • Promueven un ambiente de trabajo donde todos compartan sus ideas.
  • Son racionales.
  • Son flexibles.
  • Son buenos en la mediación.

Beneficios: bajo este estilo de liderazgo, los empleados pueden sentirse empoderados, valorados y unidos. Tiene el poder de aumentar la retención y la moral. También requiere menos supervisión gerencial, ya que los empleados suelen ser parte de los procesos de toma de decisiones y saben lo que deben hacer.

Desafíos: este estilo de liderazgo tiene el potencial de ser ineficiente y costoso, ya que lleva mucho tiempo organizar discusiones de grupos grandes, obtener ideas y comentarios, discutir posibles resultados y comunicar decisiones. También puede agregar presión social a los miembros del equipo a quienes no les gusta compartir ideas en entornos grupales.

7. Estilo de liderazgo de marcapasos

El estilo que marca el ritmo es uno de los más efectivos para lograr resultados rápidos. Los líderes marcapasos se centran en el rendimiento, a menudo establecen altos estándares y hacen que los miembros de su equipo sean responsables de lograr sus objetivos.

Puede ser un líder marcapasos si:

  • Establece un estándar elevado.
  • Se centra en las metas.
  • Son lentos para alabar.
  • Salta para alcanzar los objetivos si es necesario.
  • Son altamente competentes.
  • Valoran el desempeño por encima de las habilidades blandas.

Beneficios: el liderazgo que marca el ritmo impulsa a los empleados a alcanzar las metas y lograr los objetivos comerciales. Promueve entornos de trabajo dinámicos y de alta energía.

Desafíos: el liderazgo que marca el ritmo también puede llevar a empleados estresados, ya que siempre están presionando hacia una meta o una fecha límite. El entorno de trabajo acelerado también puede crear problemas de comunicación o falta de instrucciones claras.

8. Estilo de liderazgo transformacional

El estilo de transformación es similar al estilo de entrenador en el sentido de que se centra en la comunicación clara, el establecimiento de objetivos y la motivación de los empleados. Sin embargo, en lugar de poner la mayor parte de la energía en las metas individuales de cada empleado, el líder transformacional está impulsado por un compromiso con los objetivos organizacionales.

Puede ser un líder transformador si:

  • Tiene respeto mutuo con su equipo.
  • Da aliento.
  • Inspira a otros a alcanzar sus metas.
  • Piensa en el panorama general.
  • Valora desafiar intelectualmente a su equipo.
  • Son creativos.
  • Tienen una buena comprensión de las necesidades de la organización.

Beneficios: el liderazgo transformacional valora las conexiones personales con sus equipos, lo que puede aumentar la moral y la retención de la empresa. También valora la ética de la empresa y el equipo en lugar de estar totalmente orientado a objetivos.

Desafíos: dado que los líderes transformacionales miran a las personas, puede hacer que las ganancias de equipos o empresas pasen desapercibidas. Estos líderes también pueden pasar por alto detalles.

9. Estilo de liderazgo transaccional

Un líder transaccional es alguien que se centra en el rendimiento, similar a un pionero. Bajo este estilo de liderazgo, el gerente establece incentivos predeterminados, generalmente en forma de recompensa monetaria por el éxito y acción disciplinaria por el fracaso. Sin embargo, a diferencia del estilo de liderazgo que marca el ritmo, los líderes transaccionales también se centran en la tutoría, la instrucción y la capacitación para lograr objetivos y disfrutar de las recompensas.

Puede ser un líder transaccional si:

  • Se basa en estructura corporativa de valor.
  • No cuestiona la autoridad.
  • Son prácticos y pragmáticos.
  • Valora la consecución de objetivos.
  • Son reaccionarios.

Beneficios: los líderes transaccionales facilitan el logro de metas, a través de metas a corto plazo y una estructura claramente definida.

Desafíos: centrarse demasiado en los objetivos a corto plazo y no tener objetivos a largo plazo puede hacer que una empresa se enfrente a la adversidad. Este estilo sofoca la creatividad y desmotiva a los empleados que no están incentivados por recompensas monetarias.

10. Estilo de liderazgo burocrático

Los líderes burocráticos son similares a los líderes autocráticos en que esperan que los miembros de su equipo sigan las reglas y procedimientos exactamente como están escritos.

Puede ser un líder burocrático si:

  • Están orientados a los detalles y centrados en las tareas.
  • Fijan estructura y reglas de valor.
  • Tienen una gran ética de trabajo.
  • Son de voluntad fuerte.
  • Tienen un compromiso con su organización.
  • Son autodisciplinados.

Beneficios: el estilo de liderazgo burocrático puede ser eficiente en organizaciones que necesitan seguir reglas y regulaciones estrictas. Cada persona del equipo / empresa tiene un rol claramente definido que conduce a la eficiencia. Estos líderes separan el trabajo de las relaciones para evitar empañar la capacidad del equipo para alcanzar las metas.

Desafíos: este estilo no promueve la creatividad, lo que puede resultar restrictivo para algunos empleados. Este estilo de liderazgo también cambia lentamente y no prospera en un entorno que necesita ser dinámico.

Si bien un cierto estilo de liderazgo puede tener impacto en un trabajo específico (por ejemplo, los líderes autocráticos tienden a desempeñarse bien en entornos militares), el mejor liderazgo es usar una combinación de estos estilos.  Saber qué estilo de liderazgo aplicar en situaciones laborales viene con tiempo, práctica e inteligencia emocional. La mayoría de los líderes toman prestado de una variedad de estilos para lograr diversas metas en diferentes momentos de sus carreras.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain