Volver a springspain.com Sobre nosotros

6 cualidades que hacen a un gran jugador de equipo

Discutimos lo que significa ser un jugador de equipo, las características comunes de los jugadores de equipo y cómo puedes mejorar tus propias habilidades de trabajo en equipo.

Tiempo de lectura: 4 minutos

La capacidad de lograr objetivos en el lugar de trabajo requiere colaboración. Ya sea que formes parte de un equipo o te estés preparando para unirse a uno nuevo, desarrollar sólidas habilidades de trabajo en equipo puede ayudarte a tener éxito en tu carrera sin importar tu nivel o sector.

En este artículo, discutimos lo que significa ser un jugador de equipo, las características comunes de los jugadores de equipo y cómo puedes mejorar tus propias habilidades de trabajo en equipo.

¿Qué es un jugador de equipo?

Un jugador de equipo es alguien que contribuye activamente al grupo para completar tareas, cumplir objetivos o gestionar proyectos. Los jugadores del equipo escuchan activamente a sus compañeros de trabajo, respetan las ideas y tienen como objetivo mejorar el producto o proceso en cuestión. Los jugadores de equipo entienden que el éxito del equipo es su propio éxito y comparten la responsabilidad cuando el equipo experimenta dificultades en el camino.

Cualidades y características del jugador de equipo

Hay muchas habilidades blandas comunes que hacen que las personas sean excelentes jugadores de equipo. Si bien las habilidades blandas no se aprenden tan fácilmente como las habilidades técnicas, ciertamente se pueden desarrollar con tiempo y práctica.

Aquí hay varias cualidades en las que puedes concentrarte para ser un mejor jugador de equipo:

1. Entiendes tu función

Como miembro del equipo, comprendes tu papel dentro de este y trabajas para cumplir con tus deberes lo mejor posible. Aunque puedes ofrecer ayuda o soluciones a otros miembros del equipo, también respetas los límites de tu puesto.

2. Le das la bienvenida a la colaboración

Trabajar con un equipo significa que habrá diferentes opiniones e ideas. Incluso si crees que tu idea es la mejor, debes escuchar todas las ideas antes de impulsar la tuya. Busca compromisos y se respetuoso si se critica tu trabajo.

3. Te responsabilizas

Asume la responsabilidad de tus errores y busca soluciones. Comprende cómo tus acciones impactan a todo el grupo. Al hacerlo, aprenderás de tus errores y obtendrás más respeto por parte del equipo.

4. Eres flexible

Debes aceptar fácilmente cualquier tarea que te asigne tu gerente. La flexibilidad en tu rol te permite aprender más y ayudar al equipo. Considera cada oportunidad como una oportunidad para aprender.

5. Tienes una actitud positiva

Mantener una actitud positiva incluso durante momentos estresantes ayuda al resto del equipo a superar ese momento difícil sin molestarse. Tu actitud positiva creará un mejor ambiente.

6. Te comprometes con el equipo

Debes estar completamente involucrado en el equipo. Serás un gran jugador de equipo si puedes mostrarles a los demás que crees en el grupo, el proceso y los objetivos. Este tipo de positividad puede aumentar radicalmente la moral y la productividad.

CTA Da el Salto con Spring

Cómo ser un mejor jugador de equipo

Trabajar bien con los demás demuestra que estás comprometido con la consecución de objetivos tanto personales como organizativos. Mostrar habilidades de trabajo en equipo consistentes también muestra una sólida ética de trabajo, lo que incrementa tus posibilidades de aumentos, promociones y otras ganancias. Independientemente de tu nivel de experiencia o posición, enfocarse continuamente en convertirte en un mejor jugador de equipo te llevará al éxito profesional.

Aquí hay varias formas en las que puedes concentrarte en mejorar tus habilidades de trabajo en equipo:

  • Ofrecer ayuda. Si ves a un compañero de trabajo que parece abrumado o está luchando para mantenerse al día con las tareas, pregúntale si puedes ayudarlo. Los jugadores del equipo se apoyan mutuamente en tiempos difíciles. Recuerda pedir ayuda también.
  • Escuche activamente. Escuchar activamente significa escuchar y responder pensativamente a lo que dice el miembro del equipo. Haz preguntas sobre cosas que no comprendas.
  • Comunicar. Mantén al equipo actualizado sobre tu progreso y lo que necesitas para tener éxito en tu trabajo. Debes estar en comunicación constante con el equipo para asegurarte de que todos trabajáis hacia el mismo objetivo y que nadie repita el trabajo.
  • Respetar a los demás. Reconoce que otros miembros del equipo también están tratando de cumplir con sus roles y considera cómo puedes apoyarlos. Tómate el tiempo necesario para conocer al equipo. Todos tienen un papel que desempeñar que no es menos crítico que el tuyo.
  • Se un solucionador de problemas. Cuando reconozcas un problema, toma medidas para resolverlo. Piensa en soluciones a tus problemas y solicita comentarios.
  • Celebra los éxitos de tus compañeros de equipo. Si un miembro del equipo tiene éxito en el lugar de trabajo, tú también. Significa que estás un paso más cerca de completar una meta. Celebra su éxito. Además, mantente actualizado sobre sus vidas personales y tómate el tiempo para expresar interés y cuidado.

Si no estás seguro de qué áreas necesitas mejorar para ser un mejor jugador de equipo, pídele a un amigo o colega de confianza que te haga comentarios honestos sobre tus habilidades de trabajo en equipo. Establece metas INTELIGENTES para mejorar esas habilidades con el tiempo. También podrías considerar pedirle a alguien a quien respetes en tu sector que sea tu mentor. Buscar a alguien que tenga fuertes habilidades para trabajar en equipo puede ayudarte a mejorar las tuyas.

La colaboración es una parte crucial para trabajar con éxito y aprender a ser una fuerza positiva para el equipo es vital. Cuando tu objetivo es ser un gran jugador de equipo, otros te seguirán. Al hacerlo, puedes mejorar tu lugar de trabajo, crecer personalmente y avanzar en tu carrera.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain