Volver a springspain.com Sobre nosotros

Claves para emprender como agente inmobiliario

Tiempo de lectura: 4 minutos

El sector de inmuebles puede convertirse en un negocio muy rentable. Siempre que se esté dispuesto a hacerle frente a los desafíos del mercado. Convertirse en agente inmobiliario es una opción bastante atractiva para personas con experiencia en el sector. E incluso para aquellos que consideran tener talento para desarrollarse en esta profesión a pesar de no haberse dedicado a ella.

Además de las particularidades fiscales y legales a la hora de crear una empresa, todo agente inmobiliario debe estar al tanto de una serie de requisitos para crear una inmobiliaria con éxito.

Claves para emprender como agente inmobiliario

Constituir una inmobiliaria

Contar con un negocio de compraventa y alquiler de inmuebles conlleva la ejecución de cinco pasos esenciales. El aspecto personal del negocio dependerá en exclusiva del empresario. Por el momento, fijemos la atención en cómo comenzar la andadura empresarial dentro del sector inmobiliario.

Plan de negocio

Independientemente del tipo de empresa elegida para emprender, se debe elaborar un plan de negocios. Es el documento donde se especifican todos los aspectos relacionados con la creación de la compañía:

  • Viabilidad del proyecto.
  • Planificación financiera.
  • Punto de venta y localización.
  • Estudio del mercado vigente.
  • Público objetivo.

La elaboración del plan de negocios no debe tomarse a la ligera. De hecho, puede servir como guía a la hora de decidir qué acciones seguir empresarialmente. La estrategia de marketing, las finanzas y la estructura de la compañía deben estar bien definidas a la hora de crear el plan de negocios.

Licencia

Para emprender como agente inmobiliario se debe contar con la licencia correspondiente. Es muy importante estar al día de la legislación vigente del país y la comunidad de residencia para hacerse con la licencia a la mayor brevedad posible. Se debe estar en posesión de esta licencia antes de abrir la agencia inmobiliaria.

Ubicación

No se puede abrir una inmobiliaria en cualquier parte. Contar con una ubicación estratégica será uno de los puntos clave para tener éxito. Se debe procurar buscar un local en el que el acceso sea sencillo y exista gran afluencia de personas. Si además contará con aparcamiento propio, la accesibilidad al cliente será mucho más eficiente.

Estrategia de marketing

Establecer un plan de marketing desde el comienzo es esencial. Además, éste debe ser flexible y susceptible ante los cambios pertinentes según evolucione el mercado y las necesidades de los clientes.

Este plan de marketing resultará de gran ayuda en el comienzo empresarial. Servirá para crear una cartera de clientes, imprescindible para triunfar como agente inmobiliario.

La estrategia de marketing estará muy orientada a la presencia online de la marca. Si como emprendedor no se cuenta con las habilidades necesarias para divulgar la inmobiliaria en Internet, lo más recomendable será contratar a un profesional que cuide la imagen y publicidad del negocio.

Creación de una página web

A la hora de convertirse en agente inmobiliario, se debe apostar por tener presencia en Internet. No hay que limitar el negocio a las fichas expuestas en los ventanales de la empresa. Las páginas webs facilitan que los clientes estudien los inmuebles y se pongan en contacto con la inmobiliaria.

La inversión en la creación de una página en Internet resultará en beneficios para la empresa. Además, facilitará la tarea de expansión del negocio y permitirá llegar a lugares más allá de la zona habitual de acción. Nunca se sabe a quien puede interesar alguna de las propiedades a las que representa la inmobiliaria.

Requisitos para ser un buen agente inmobiliario

Todo aquel que muestre interés puede convertirse en agente inmobiliario. Sin embargo, no todos tendrán éxito en su empeño. Para triunfar en el sector de la compraventa de inmuebles se deben tener en cuenta los siguientes aspectos.

Formación

La ley española no requiere de títulos, exámenes, certificaciones ni estar colegiado para ejercer de agente inmobiliario. Sin embargo, contar con la formación adecuada constituirá la diferente en el éxito y el fracaso. Conocer en qué consiste el mercado y cuáles son sus peculiaridades marcará la diferencia.

Internet y las academias clásicas de formación ofrecen cientos de cursos sobre marketing y ventas y valoraciones. No están mal para comenzar en la andadura de convertirse en agente inmobiliario. Sin embargo, cursar algún máster de larga duración para profesionales del sector, licenciados o no, será mucho más efectivo.

Habilidades comerciales

Todo aquel que quiera emprender como agente inmobiliario debe tener buenas habilidades comerciales. Es una de las bases de la profesión. No solo eso, el emprendedor también debe saber calcular la rentabilidad que obtendrá con la compraventa y a qué riesgos está dispuesto a enfrentarse.

Objetivos realistas

Las inmobiliarias no generan riqueza. Son un medio para vivir bien, no hacerse millonario. Eso ocurre en contadísimas ocasiones. Especializarse como promotor inmobiliario generará bastantes más beneficios que la del agente. Sin embargo, implica un riesgo económico mucho mayor.

Por ello, la importancia de marcar expectativas realistas. El buen agente inmobiliario podrá permitirse un buen nivel de vida, pero rara vez amasará millones en la cuenta bancaria.

Diversificación

Dado que el negocio de las inmobiliarias es cíclico, el agente inmobiliario debe diversificar sus fuentes de ingresos. Para ello, el perfil de este emprendedor no debe limitarse a ser un mero vendedor. Sino que deberá convertirse en un asesor más general: en la gestión del patrimonio inmobiliario, venta de hipotecas, venta de seguros… De esta forma, se podrán ir compensando aquellos periodos en los que haya caídas de compraventa de inmuebles.

Honestidad

Jamás se debe engañar a los clientes. Como agente inmobiliario no se debe caer en la trampa de intentar vender inmuebles de manera poco realista. Por ejemplo, el hecho de indicar que una vivienda cuenta con más metros cuadrados de los reales o que su antigüedad es menor, son datos fácilmente comprobables. Si el cliente descubre que los datos no son ciertos, sentirá desconfianza por el agente y dejará de interesarse por la compra de la vivienda.

Estos son los aspectos más generales por considerar para emprender como agente inmobiliario. Además de los aspectos fiscales y legales comunes a la creación de cualquier empresa, se deben considerar los requisitos personales, empresariales y del mercado inmobiliario para alcanzar el éxito.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain