Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo emprender de manera sencilla

Emprender puede ser una tarea ardua para la mayoría, pero no por eso debes impedirte el camino más de la cuenta.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Nadie dijo nunca que iniciar un negocio fuera fácil. De hecho, muchas personas tienen en mente el viejo refrán: «Si fuera fácil, todos lo harían». El hecho es que no todo el mundo está dispuesto o es capaz de emprender o hacer negocios. Pero para aquellos que lo hacen, les espera un camino sinuoso en la mayoría de los casos.

En esencia, será difícil. Pero no es necesario que lo compliques más de la cuenta. Eso es, precisamente lo que harás si cometes estos tres errores:

1. Hacerlo todo solo

Seguramente quieras ir por tu cuenta y esforzarte en cada tarea de iniciar un negocio tú mismo. Consideras que lo haces porque te ahorrará el precioso dinero que necesitas para su puesta en marcha. ¿Pero es eso cierto? ¿Has calculado el valor de tu tiempo?

Es un error común creer que ahorrarás dinero si lo haces todo por tu cuenta con poco o ningún apoyo. El perfeccionismo y las personalidades de este tipo a menudo pueden obstaculizar la manera de compartir el trabajo. Es mejor dedicar el tiempo a las cosas que realmente te hagan ganar dinero en lugar de revisar y responder obsesivamente correos electrónicos, por ejemplo.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

2. Crear tu propia web a la hora de emprender

A menos que también seas un diseñador de sitios web, no deberías pasar semanas, meses o años haciendo bricolaje en tu site. Hay un mejor uso de tu tiempo y dinero. Además, si no eres un diseñador de ningún tipo, es posible que no estés familiarizado con las mejores prácticas para sitios web en el sector ni logres tu objetivo específico.

El punto es que no es una elección entre bricolaje o un sitio web de 10 mil euros. Hay muchos diseñadores de sitios web de coste intermedio que pueden poner tu sitio en funcionamiento. Puesto que estás empezando, elimina las cosas elegantes y céntrate en un sitio web funcional que haga el trabajo. No hay necesidad de animaciones extravagantes y demás. Conéctate y gana dinero.

3. Tener demasiadas cosas en marcha a la vez

Navegar por la red suele generar FOMO (“fear of missing out” o miedo a perderse algo) y hacerte creer que para ser un buen emprendedor y tener éxito, debes estar en todas las plataformas de redes sociales y crear todo tipo de contenido posible. Pero si estás tratando de tener un blog, un podcast y un canal de YouTube por tu cuenta y luego esperas estar completamente presente en otras cinco plataformas de redes sociales, estás diluyendo tus esfuerzos. Es una receta para el desastre y el agotamiento.

En su lugar, dedica algún tiempo a averiguar dónde se encuentra tu público objetivo online y busca allí. Quizás estén en Facebook. Quizás el cliente con el que siempre has soñado esté en LinkedIn. Te garantizo que tu audiencia no está igual en todas partes, por lo que tú tampoco necesitas hacerlo. Elije dos plataformas de redes sociales y estate completamente presente en ellas. Elije una forma de contenido, ya sea un blog, un podcast o un canal de YouTube, y apúntalo. Al elegir sabiamente tus batallas, podrás servir mejor a tu público objetivo, encontrar a los clientes deseados y ser la solución que necesitan.

Al final, los buenos emprendedores no se preparan para el agotamiento. Idean un plan y lo siguen meticulosamente hasta que logran el éxito. Es muy fácil distraerse con la última y mejor aplicación, plataforma, contenido o sugerencia de generación de prospectos. Sigue un curso hasta que tengas éxito, obtén ayuda y deja que un profesional diseñe ese sitio web. Sal de tu propio camino y deja de ser un obstáculo para tu propio éxito a la hora de emprender.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 3)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain