Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo trabajar de ecommerce manager

La figura del ecommerce manager adquiere aún mayor importancia debido a la pandemia.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Las tiendas online se han convertido en la forma preferida por los consumidores para adquirir sus productos, especialmente con la irrupción de la Covid-19. Este sector comercial ha experimentado un notable aumento en los últimos años y la tendencia continúa al alza. La figura del ecommerce manager resulta fundamental para todas las labores de planificación y estrategias que favorezcan el éxito de un comercio electrónico. ¿Quieres trabajar de ecommerce manager? Te explicamos cómo trabajar de ecommere manager.

Qué es un ecommerce manager

El director de comercio electrónico es el encargado de desarrollar y llevar a cabo la planificación estratégica de una organización que opera a través de internet. Hay que tener en cuenta que el ecommerce es un sistema transaccional muy joven.

Esta realidad contribuye a que, con mucha frecuencia, no se disponga de una definición nítida sobre el perfil profesional de los empleados que se precisan para afrontar los retos de la era digital.

En este caso, las ventas a través de internet implican la ocupación de puestos de trabajo capaces de asumir un campo que integra numerosas tareas que funcionan de manera transversal.

Precisamente, esa transversalidad dificulta aún más la delimitación de competencias y habilidades específicas que debe reunir un ecomerce manager. Lo que sí debe quedar claro es que este perfil profesional es el máximo responsable de una tienda en línea.

Su categoría se asemeja a la de un director general de una empresa física y su meta primordial debe ser la de implementar todas las acciones precisas para conseguir el mayor retorno de inversión (ROI).

Cómo trabajar de ecommerce manager

El auge de las ventas online ha contribuido a que cualquier empresa con presencia digital, sobre todo si es a gran escala, precise de los servicios del director de comercio electrónico. Las organizaciones están apostando por fortalecer sus divisiones de ventas por internet. Esto ha propiciado que, en la actualidad, exista una gran demanda de este puesto de trabajo.

La persona que desee aspirar a cubrir una de estas plazas debe procurar estar al día en todo cuanto respecta al marketing online. Además, es preciso que realice una adaptación de sus tácticas.

De este modo, conseguirá contribuir con mayor eficacia a la consecución de las metas empresariales. Por otro lado, esta actitud le permitirá saber cómo posiciona la competencia en los medios digitales.

La idiosincrasia de los comercios en internet, dado que las compras online siguen la fórmula 24/7, hacen que el director de comercio electrónico deba estar dispuesto a aceptar horarios irregulares. En muchas ocasiones es preciso que permanezcan de guardia para solventar problemas y asumir picos de ventas: San Valentín, Black Friday, Cybermonday, Navidad, etc.

Cualidades que debe poseer un ecommerce manager

Cualquier directivo, pertenezca al sector que pertenezca, debe poseer una serie de capacidades y habilidades que, combinadas, reviertan en la organización. En el caso del ecommerce manager existen algunas realmente imprescindibles:

Habilidades de organización y gestión

El director de comercio electrónico debe estar preparado para mantener bajo su control todas las fases del proceso de negocio. Esto incluye que sea capaz de conseguir formarse una visión globalizada de todo el ciclo corporativo, hasta llegar a la venta en sí.

Conocimiento del mercado y habilidades negociadoras

Una de las prioridades del ecommerce manager debe ser el de conseguir que los costes se vean reducidos al máximo. De este modo conseguirá un mayor ratio de beneficios. Para ello, resulta fundamental poseer un amplio conocimiento del mercado. Esta habilidad le permitirá poseer información esencial para negociar con los distintos proveedores y aprovechar la mejor oferta.

Preparación tecnológica y logística

La estrategia logística de un ecommerce puede ofrecer al negocio su mayor baza a la hora de obtener una ventaja más competitiva con respecto a otras empresas del sector. Este directivo debe estar en disposición de afrontar este reto.

En este sentido, es preciso que realice una investigación a fondo sobre la forma de gestionar su cadena de suministro. Para ello deberá aprovecharse de toda la tecnología capaz de proporcionarle la máxima calidad de su supply chain.

Capacidad de liderazgo

Es importante que el jefe de ecommerce también se encargue del equipo de trabajo que colabora con él. Para ello ha de tener un marcado perfil de líder. Él será la persona encargada de establecer unas metas y coordinar las labores de todos los integrantes del equipo. Deberá ser capaz de motivar y empatizar con sus empleados, de manera que el conjunte camine en la misma dirección.

Controlar el mundo online

Es bueno que el director de una tienda online posea experiencia previa en internet. Esta habilidad le dará recursos para entender los escollos y la forma de comportarse el negocio. En este sentido es apropiado dominar las metodologías ágiles de trabajo, las habilidades que permiten mejores relaciones con clientes y proveedores y todo lo que conlleva estar al día en el ámbito del marketing digital.

Perfil analítico

En el mundo del comercio electrónico todo es medible. Saber cómo manejar la métrica y versar en analítica web permitirá llevar un control del tráfico de la plataforma de ventas, el número de conversiones y un importante número de indicadores. Con ello, la empresa podrá entender mejor el comportamiento y los gustos de sus clientes y potenciales.

Es importante que el director de comercio online posea una formación superior en áreas como Marketing, ADE o alguna ingeniería relacionada con el sector. Además, los recruiters suelen solicitar que el perfil se complete con algún máster en marketing digital o comercio electrónico. Además, se cotiza al alza el candidato certificado en Google, Semrush, Hubspot, etc.

Por último, es importante destacar que trabajar de ecommerce manager puede proporcionar un salario muy competitivo. Las empresas pequeñas suelen ofrecer un sueldo bruto de unos 35.000 euros anuales. No obstante, una compañía internacional puede sobrepasar los 75.000 euros al año.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain