Volver a springspain.com Sobre nosotros

Guía definitiva para la planificación estratégica

La planificación estratégica tiene como objetivo mejorar o transformar una empresa durante un largo período de tiempo y debe abordarse y ajustarse regularmente.

Tiempo de lectura: 9 minutos

En esta guía de planificación estratégica, explicaremos la importancia de la planificación estratégica, cómo desarrollar y planificar una estrategia y los beneficios de hacerlo. Con un proceso de estrategia implementado, se pueden optimizar las operaciones de una carrera y establecer un proceso para lograr los objetivos.

¿Qué es la planificación estratégica?

La planificación estratégica es una estrategia de gestión empresarial que ayuda a las empresas a comunicar los objetivos organizativos y las actividades y acciones necesarias para alcanzar esos objetivos. Las ideas básicas de planificación estratégica incluyen:

  • Enfoque adecuado de la mano de obra y los recursos.
  • Establecer prioridades
  • Ajuste de la dirección organizacional
  • Alineación de los objetivos de las partes interesadas, accionistas y empleados
  • Colaboración en todos los niveles organizacionales hacia un objetivo común

Cuando se aplica correctamente, la planificación estratégica puede determinar el estado actual de una empresa, hacia dónde planea ir en el futuro y las formas de medir el éxito. No existe un método único para todos sobre cómo desarrollar un plan estratégico, ya que todas las industrias son diferentes.

Dependiendo de nuestra función en una empresa o experiencia en el trabajo, es posible que también se deban modificar las estrategias de planificación estratégica para que se adapten a los objetivos a corto y largo plazo.

Pero descubrir las distintas formas de redactar, aplicar y dar seguimiento a un plan estratégico tiene muchas ventajas en empresas de todos los tamaños. Con estrategia y planificación, se puede elaborar una hoja de ruta hacia la rentabilidad, la eficiencia y la posible expansión.

Cómo desarrollar un plan estratégico

Cuanto más minucioso sea su planificación básica, mejor será su plan. La creación y redacción de un plan estratégico comienza con una fase de desarrollo. Recordemos que este paso puede llevar semanas o incluso meses. Esto debe ser muy detallado, intensivo en investigación y bien redactado para reducir la ambigüedad y la confusión.

Estos son los pasos involucrados en el desarrollo de un plan estratégico:

  1. Analizar las tendencias de la industria, los consumidores y la competencia.
  2. Realizar un análisis DAFO.
  3. Escribir una declaración de misión.
  4. Crear una declaración de visión.
  5. Definir los objetivos a largo y corto plazo.
  6. Crear valores fundamentales y objetivos departamentales.
  7. Definir las necesidades presupuestarias, financieras y de personal.

Un buen plan estratégico, cuando se completa, permite a los gerentes manejar la toma de decisiones clave y guía el funcionamiento interno de la empresa. Veamos cada uno de los pasos anteriores con más detalle:

1. Analizar las tendencias de la industria, los consumidores y la competencia

El primer paso hacia la planificación estratégica organizacional es alinearse con la misión y los objetivos establecidos de la organización. Esto comienza con el análisis de las tendencias de la industria, el mercado y la competencia.

La mejor manera de comenzar este proceso es considerando factores externos en el negocio, en lugar de aspectos internos. Algunas de las ideas que debe estudiar el análisis incluyen:

  • El tamaño de su respectiva industria
  • Tendencias de precios
  • Regulaciones gubernamentales, licencias y otros problemas potenciales
  • Modas de productos
  • Problemas de los consumidores con respecto a productos y servicios
  • Competidores y amenazas, así como sus acciones durante los últimos seis meses a un año
  • Tasa de crecimiento de la industria

La mayor parte de esta información está disponible. Una vez más, cuanto más minuciosas e investigadas sean estas áreas del plan, más eficaz será. Comprender qué es la industria desde arriba y diferenciar la marca de la competencia son dos de los aspectos más cruciales.

2. Realizar un análisis DAFO

Ahora que se ha abordado la parte de investigación del plan, se debe armar un análisis DAFO. Este análisis lo evaluamos nosotros, nuestro equipo o las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de la organización. Como muchos otros procesos de planificación estratégica, es fundamental tomarse el tiempo necesario para realizar una evaluación en profundidad de cada aspecto.

  • Fortalezas: Pensemos en lo que hacemos mejor que nadie en la industria. Un personal altamente calificado, una gran cantidad de capital o recursos en efectivo, inversores, crecimiento de la industria, bajas barreras de entrada, base de clientes y margen de beneficio pueden influir en lo que hacemos mejor que nuestros competidores.
  • Debilidades: La falta de capital, un personal con poca capacitación, un margen de beneficio bajo, altas barreras de entrada y una pequeña base de clientes son todos ejemplos de debilidades. El proceso DAFO puede ayudar a la hora de intercambiar ideas sobre soluciones para mejorar las debilidades.
  • Oportunidades: las oportunidades son áreas en las que nosotros, nuestro equipo o la organización pueden sobresalir. Los ejemplos de oportunidades incluyen inversores dispuestos e interesados, reconocimiento de marca de otras ofertas de productos, ofertas de nuevos productos, patentes o cualquier otra cosa que ofrezca una oportunidad de éxito de alguna manera.
  • Amenazas: las amenazas incluyen cualquier cosa que pueda hacer que la organización sufra. Ejemplos de estos son las tendencias del mercado, el poder adquisitivo del consumidor, la falta de flujo de efectivo o la disminución de los precios del producto.

El análisis DAFO se centra tanto en factores internos (fortalezas y debilidades) como externos (oportunidades y amenazas). Es importante utilizar esta y otras herramientas de análisis durante esta etapa para comprender bien su puesto y los objetivos por los que trabajar.

3. Escribir la declaración de misión

Desarrollar una declaración de misión puede ayudar a la organización a definir metas y planes sobre cómo lograrlas. Específica y sencilla, una buena declaración de misión puede aportar claridad a la organización en todos los niveles al definir los valores fundamentales y explicar la razón de su existencia. Estos dos aspectos son fundamentales para la planificación estratégica.

Para obtener ejemplos de declaraciones de misión que podemos utilizar para informar las nuestras, la mayoría de las empresas publican sus declaraciones en línea para los clientes. Busquemos nuestras marcas favoritas en línea para ver cómo establecen sus objetivos y valores fundamentales. Las declaraciones de misión pueden ser cortas o largas. La idea es abordar por qué existe nuestro negocio y qué puede ofrecer a los clientes.

4. Crear una declaración de visión

Una declaración de visión debe explicar cómo cumpliremos con la declaración de misión. Para elaborar una gran declaración de visión, eliminemos la jerga y el lenguaje de la industria para que sea accesible para todos. A diferencia de una declaración de misión, una declaración de visión se utiliza como inspiración para los empleados en lugar de personas externas como inversores o clientes. Escribir una declaración de visión respaldará y mantendrá los valores, las metas, el propósito y la misión de la marca.

Podemos crear nuestra propia declaración de visión respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde estará la marca dentro de cinco a diez años?
  • ¿Cómo interactuará mi empresa con los clientes o mejorará su vida?
  • ¿Cuál será el impacto de mi empresa en la industria? ¿el mundo? ¿consumidores?

Una vez que hayamos respondido las preguntas anteriores, podemos elaborar una declaración de visión que describa los planes para el futuro.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

5. Definir los objetivos a corto y largo plazo

Después de completar el análisis DAFO y definir los valores fundamentales de la empresa, debemos desarrollar objetivos comerciales a corto y largo plazo. Los objetivos a largo plazo deben alinearse con la declaración de misión de la empresa, mientras que los objetivos a corto plazo son hitos que le ayudarán a alcanzarlos. El uso del marco de objetivos SMART puede proporcionar una dirección para establecer objetivos específicos y relevantes.

Si bien los objetivos deben ser específicos de nuestra organización, aquí hay algunos ejemplos de áreas en las que los objetivos pueden generar valor:

  • Mejora de la eficiencia operativa
  • Desarrollar la cultura empresarial
  • Aumento de ingresos
  • Cambiar o actualizar las ofertas de productos
  • Apoyar nuevas estrategias de marketing y ventas

El aspecto más importante de crear una meta es hacerla desafiante, pero alcanzable. Además, debe tener un método para medir los objetivos de mejora.

6. Crear valores fundamentales y objetivos departamentales

Otra parte de la planificación estratégica es la creación de valores fundamentales. Estos no solo ayudan a elaborar las declaraciones de misión y visión, sino que también pueden funcionar de manera inversa. Esto significa que las declaraciones de visión y misión pueden ayudar a determinar cuáles son los valores fundamentales. Los valores fundamentales suelen ser una o dos palabras que describen las creencias fundamentales de la organización.

Ejemplos incluyen:

  • Honestidad
  • Calidad
  • Confianza
  • Integridad
  • Pasión
  • Diversidad

A partir de estos valores fundamentales, puede derivar los objetivos departamentales. Los objetivos departamentales ayudan a construir la estrategia y son un componente central de la planificación estratégica corporativa. Cada uno de estos objetivos debe establecerse anualmente para que el equipo pueda alcanzarlos y modificarlos según sea necesario en los años siguientes.

7. Definir las necesidades presupuestarias, financieras y de personal

La parte final de un plan estratégico es determinar las necesidades presupuestarias, financieras y de personal para lograr los objetivos establecidos. Cada departamento debe desempeñar un papel en la determinación de lo que se necesitará para hacer su parte en el apoyo a la misión de la organización.

Secciones estándar de un plan estratégico

Si bien un plan puede incluir diferentes elementos según las necesidades de la organización, estas son las secciones estándar de un plan estratégico:

  • Resumen ejecutivo: esquematizar el propósito del plan estratégico en el resumen ejecutivo. Esto debe ser breve y directo. En algunos casos, es posible que se desee escribir esta parte al final para que todo esté fresco en la mente y se pueda concluir las ideas en unas pocas oraciones.
  • Página de firmas: esta es una página para que todas las partes interesadas de alto nivel firmen el plan estratégico.
  • Descripción de la empresa: esto puede ser útil para proporcionar contexto, como una breve historia de la empresa y sus productos y ofertas comerciales. Resaltemos los logros relevantes de la marca que pertenecen al plan.
  • Declaraciones de misión y visión con valores fundamentales: los valores fundamentales también pueden incluirse en esta sección para ayudar a solidificar las declaraciones de misión y visión.
  • DAFO y análisis estratégico: para presentar los objetivos y planes, se debe incluir el análisis DAFO junto con cualquier otra investigación importante que informe el resto de la estrategia.
  • Planes de acción: el plan de acción debe explicar claramente cómo se planea lograr la visión y metas durante el período de tiempo dado. Se debe ser preciso sobre las acciones y cómo aplicar el plan en toda la empresa.
  • Financiamiento y presupuesto operativo: los profesionales de finanzas o los contables pueden ayudar a elaborar proyecciones de cuánto dinero se necesita para financiar el plan de acción. Incluyamos elementos como el flujo de caja previsto, los gastos, los ingresos, el rendimiento de la inversión, el rendimiento del capital y cualquier deuda que se pueda acumular.
  • Evaluación del plan estratégico: proporcionemos una rúbrica detallada para evaluar el plan estratégico. Esto podría incluir analizar las cifras de fin de año, solicitar comentarios de los clientes, entrevistar a los empleados… Establezcamos una o dos oraciones que resuman cómo planeamos medir el éxito del plan.
  • Ejecución: esto debe explicar cómo se desea presentar el plan a los departamentos, empleados y personas involucradas. Esta sección debe proporcionarse a todas las partes interesadas en la administración y en el equipo. Cada individuo debe comprender claramente cómo contribuye al plan en lo que respecta a su puesto. Deben comprender lo que significa lograr el éxito en sus responsabilidades requeridas.
  • Comentarios y cuadro de mando: una sección de comentarios o cuadro de mando es opcional, pero puede permitir que la gerencia y los empleados hagan preguntas valiosas sobre el progreso del plan. Un cuadro de mando es un método visual que funciona mejor con la mayoría de las personas que un documento escrito.

Consejos para el desarrollo del plan estratégico

Al redactar un plan estratégico, tengamos en cuenta los siguientes consejos para que sea claro y eficaz:

  • Mantener todo el lenguaje lo más simple posible. Utilizar un lenguaje claro y directo que sea fácil de entender para todos.
  • Utilizar un equipo de personas de confianza para que ayuden a redactar el plan estratégico. Usar una variedad de perspectivas mejorará el documento final.
  • Contratar a un consultor si es necesario. Muchos consultores se especializan en planificación estratégica. Si bien requerirán un pago por los servicios de consultoría, su experiencia puede ayudar a crear un mejor plan estratégico que se traduzca en ganancias en el futuro.
  • Si es un gerente de nivel medio o un colaborador individual, enviar borradores de planificación estratégica a la alta gerencia para su aprobación. Hacerlo asegura que el plan se alinee con los objetivos de más alto nivel dentro de la organización.
  • Hacer que el documento sea fácil de leer y consultar. Utilizar formatos como negrita, subrayado y listas numeradas o con viñetas para organizar la información.

Cómo redactar un plan estratégico para los objetivos profesionales personales

Un plan estratégico personal es beneficioso para las personas que desean mejorar sus perspectivas laborales, fortalecer sus habilidades personales y lograr metas profesionales. Al igual que un plan estratégico para una empresa, el plan estratégico personal debería ayudar a:

  • Evaluar las fortalezas y debilidades personales. 
  • Evaluar los objetivos de hitos en determinados intervalos de tiempo.
  • Evaluar dónde nos vemos en el futuro.

Para desarrollar una estrategia de carrera personal, consideremos los siguientes pasos:

1. Describe tus valores fundamentales

Comprender qué es lo más importante para nosotros puede ayudarnos a identificar nuestros objetivos profesionales. Ya sea que valoremos la estabilidad financiera, ayudar a los demás, entablar relaciones u otros elementos, estos deben impulsar la forma en que establecemos nuestra estrategia.

2. Anotar los objetivos INTELIGENTES

Para desarrollar un plan, necesitamos un punto final o un destino. Identificar los objetivos puede ayudarnos a solidificar la dirección y comprender para qué estamos trabajando. Estos pueden ser objetivos profesionales específicos del trabajo actual, como obtener un determinado puesto o nivel de antigüedad, u objetivos más generales, como obtener un cierto título, habilidad o iniciar nuestro propio negocio. Para cumplir con los estándares de objetivos SMART, los objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y basados ​​en el tiempo.

3. Identificar hitos

Una vez que hayamos establecido objetivos a largo plazo, debemos identificar qué hitos u objetivos a corto plazo deberemos alcanzar para lograrlos. Si estamos buscando una promoción, por ejemplo, debemos establecer hitos (como aprender ciertas habilidades o liderar a un cierto número de personas) que se requieren para obtener la promoción.

4. Mantener los objetivos actualizados

Cada año, debemos actualizar nuestro plan estratégico para compensar cualquier tipo de cambio en nuestra vida. Nuestros objetivos pueden cambiar o es posible que debamos agregar, eliminar o revisar los hitos que se han establecido. Llevemos un registro de lo que hemos logrado y en qué áreas necesitamos enfocarnos.

La planificación estratégica es una parte vital de cualquier negocio, ya que proporciona documentación para realizar un seguimiento del progreso hacia un objetivo. Recordemos, la planificación estratégica es un proceso y no un evento singular. La planificación estratégica tiene como objetivo mejorar o transformar una empresa durante un largo período de tiempo y debe abordarse y ajustarse regularmente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 3.3)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain