Volver a springspain.com Sobre nosotros

Maneras de volverse indispensable en el trabajo

Ser indispensable significa ser necesario para el éxito del equipo. Si ponemos la habilidad y el trabajo necesarios para ser un miembro vital e integral del equipo, es más probable que el empleador valore nuestro puesto.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hacerse indispensable en el trabajo es una forma importante de garantizar la seguridad laboral y de ganarse el respeto tanto de los compañeros de trabajo como del supervisor. También puede resultar en una mayor satisfacción laboral y ayudar a alcanzar los objetivos profesionales. Ser indispensable requiere una gran dedicación, esfuerzo y ética de trabajo. En este artículo, analizaremos 15 formas en las que nos podemos volver indispensables en nuestra función.

¿Qué significa «indispensable»?

Ser indispensable significa ser necesario para el éxito del equipo. Si ponemos la habilidad y el trabajo necesarios para ser un miembro vital e integral del equipo, es más probable que el empleador valore nuestro puesto. Lo que se necesita para volverse indispensable varía según el lugar de trabajo y la profesión, pero hay varios pasos universales que podemos tomar para ser un miembro invaluable del equipo. 

Cómo volverse indispensable en el trabajo

1. Mantener altos estándares

Tratar de aspirar a la excelencia en todo lo que se hace y demostrar una ética de trabajo constante. Revisar las expectativas del empleador y del cliente con regularidad y compararse con ellas. Alinearse con las expectativas ayudará a mantener los estándares que busca el empleador.  

2. Ir más allá de las expectativas

Aceptar responsabilidades adicionales demostrará que se está dedicado a su función y a la empresa. Por ejemplo, ofrecerse como voluntario cuando el gerente necesite miembros para un proyecto especial.

3. Conocer la dinámica de la oficina

Prestar atención al entorno y cómo funcionan los diferentes roles en la oficina. Con este conocimiento, se puede comprender mejor cómo se encaja en la dinámica e identificar las necesidades que podemos ayudar a abordar. 

4. Desarrollar una habilidad exclusiva

Tratar de encontrar una tarea que el equipo necesite completar y convertirse en la mejor persona o en la única persona que lo haga. 

5. Ser digno de confianza

Demostrar la confiabilidad completando constantemente las tareas asignadas correctamente y a tiempo. 

6. Agregar valor a cada transacción

Ya sea una reunión importante con un cliente o una conversación informal durante el almuerzo, intentar dejar una impresión positiva en las personas con las que se interactúa. 

7. Colaborar

Llevar la práctica de incluir a otros. Escuchar e implementar la información puede ayudar a convertirse en un gran jugador de equipo. El trabajo en equipo es a menudo clave para el éxito, y trabajar bien con los demás nos hará indispensable. Para colaborar más con los compañeros de trabajo, trabajemos juntos para crear objetivos de equipo

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

8. Generar nuevas ideas

Buscar formas en las que se pueda mejorar cualquier aspecto del puesto o entorno de trabajo y llevar las ideas al supervisor. 

9. Desarrollar relaciones

Intentar cultivar relaciones con compañeros de trabajo, supervisores y clientes para participar en su comunidad laboral. Es útil mantener una red profesional para obtener una perspectiva fresca y nuevas ideas. 

10. Mantenerse enfocado

Prestar atención a las distracciones que se experimenten durante la jornada laboral y luego hacer un plan para eliminarlas.  

11. Mantenerse actualizado sobre las mejores prácticas

Investigar, practicar o tomar cursos para asegurarse de estar actualizado en todas las habilidades que se necesitan para el puesto. Serás indispensable si conoces las áreas en las que se centra tu equipo. 

12. Cultivar las habilidades de comunicación

Las habilidades de comunicación no verbal, verbal y escrita son esenciales para mantener un papel activo en el lugar de trabajo. Para practicar, hay que prestar atención a la forma en que los compañeros de trabajo responden a nuestras conversaciones. También podemos solicitar comentarios constructivos. Para las habilidades de comunicación no verbal, recordemos mantener una buena postura y hacer contacto visual. 

13. Ser adaptable

La capacidad de aceptar el cambio es vital para seguir siendo relevante y necesario en el entorno de trabajo. Mostrar la capacidad de adaptación puede demostrar que se está dispuesto a asumir nuevas responsabilidades y crecer en nuestra función. 

14. Apreciar y reconocer

Encontrar formas de mostrar el aprecio por los demás. Reconocer los esfuerzos del equipo demostrará que está comprometido con su éxito.

15. Ser un negociador

Las buenas habilidades de negociación pueden mejorar el desempeño y las relaciones con clientes, compañeros de trabajo y supervisores. Puede que tengamos que negociar con el equipo para encontrar una solución común. Las habilidades de negociación pueden ayudar a encontrar esa solución rápidamente y volvernos indispensable.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain