Volver a springspain.com Sobre nosotros

Nuevo enfoque de cara a los nuevos roles en la atención médica

Hospitales, centros de salud y residencias geriátricas han sufrido las deficiencias de atención médica asociada a la Covid-19.

Tiempo de lectura: 4 minutos

La aparición de la Covid-19 ha tenido un gran impacto en la industria de la salud y life science. Desde la escasez de trabajadores hasta los despidos masivos, la atención médica está cambiando.

La Covid-19 se está comparando con el ébola, el SARS y la plaga. Incluso al comienzo de la pandemia, la sanidad experimentaba una escasez en las contrataciones de trabajadores de la salud. En medio de la pandemia, los hospitales y otras instalaciones de atención médica, especialmente aquellas en las ciudades y áreas más afectadas, enfrentaban una necesidad tan urgente de trabajadores de la salud que se tomaron medidas sin precedentes y acciones drásticas, desde la concesión de licencias por vía rápida a los médicos hasta las llamadas a los profesionales sanitarios jubilados para cubrir el déficit.

Los hospitales estaban limitando el personal a trabajadores verdaderamente «esenciales» para minimizar la exposición innecesaria a la Covid. Esto dio como resultado que médicos y enfermeras ya con exceso de trabajo tomaran turnos extra y asumieran tareas adicionales, como limpiar las habitaciones de los pacientes, almacenar suministros, transportar pacientes y llevar muestras a los laboratorios, funciones que normalmente son realizadas por el personal de apoyo.

Este cambio sin precedentes y casi paradójico en las necesidades de la fuerza laboral en el cuidado de la salud exige un enfoque renovado en puestos de apoyo recién creados y previamente pasados ​​por alto.

Escasez crítica de trabajadores sanitarios expertos

Más de un millón de trabajadores de la salud han perdido sus trabajos desde abril. Casi 135.000 de las pérdidas de abril fueron en hospitales. Las salas de emergencia están casi vacías. A los consultorios médicos y otras clínicas de atención ambulatoria les fue aún peor, ya que las personas cancelaron o pospusieron los exámenes anuales y otras visitas médicas preventivas para disminuir el riesgo de exposición al coronavirus. Como resultado, los hospitales y las organizaciones de atención médica perdieron más de 202.6 mil millones de dólares desde el comienzo de la pandemia, un promedio de 50.7 mil millones de dólares por mes.

A medida que se ha ido apoyando a los países a reabrir y levantar las restricciones, podemos esperar ver un cambio en la necesidad de roles de apoyo médico capacitado. Es probable que algunos de los trabajos perdidos en el sector sanitario vuelvan más tarde, de forma diferente o no vuelvan a aparecer. Lo más probable es que sea una mezcla de los tres.

La asistencia sanitaria siempre necesitará médicos y enfermeras. Sin embargo, hemos estado experimentando escasez de ambos mucho antes de la pandemia. Para 2020, se prevé que la escasez aumente en el sector de las enfermeras. Las predicciones estiman que se necesitarán cerca de un millón de nuevas enfermeras durante la próxima década, tanto para cubrir nuevos puestos de trabajo como para reemplazar las vacantes resultantes de las jubilaciones.

Debido a la continua escasez de estos roles clave, no podemos depender únicamente de estos puestos de proveedores de atención médica «tradicionales». La pandemia de la Covid puede brindar a la industria la oportunidad de reorientar y renovar su fuerza laboral.

Apunta alto. Da el salto con Spring.

Repensar la fuerza laboral sanitaria para garantizar la atención médica

Repensar nuestra fuerza laboral de salud actual y enfocarnos en la innovación puede brindar múltiples beneficios al tiempo que ofrece un mejor apoyo a los sistemas de salud mientras intentan reconstruirse.

En lugar de una reducción en la fuerza laboral de la salud, debería haber una reasignación del trabajo y las funciones a los puestos de apoyo clínico y administrativo. Los trabajadores desplazados podrían recibir formación en puestos de apoyo en el hospital. Estos trabajadores del personal de apoyo podrían recibir capacitación y formación cruzada para trabajar en áreas críticas del hospital y otras organizaciones de atención médica.

Por ejemplo, los trabajadores podrían recibir capacitación para ser asistentes de atención hospitalaria en emergencias o la UCI, lo que brindaría más apoyo a los médicos y enfermeras y les permitiría concentrarse en la atención del paciente y no en múltiples tareas. De hecho, muchos hospitales necesitan urgentemente trabajadores de servicios ambientales, representantes de acceso de pacientes, especialistas en comunicaciones y gerentes de proyectos.

Volver a capacitar o reasignar a los empleadores actuales a puestos clínicos y administrativos clave o de mayor necesidad evitará que los proveedores de atención médica realicen múltiples tareas adicionales. Estas tareas incluyen almacenar suministros, transferir y transportar pacientes, recuperar registros y hacer arreglos para el alta o derivaciones.

Además, estos roles de apoyo serán puestos con menores salarios en comparación con los médicos y enfermeras, lo que puede ayudar a recuperar los ingresos perdidos mientras se mantienen o aumentan los niveles de personal. Si bien estos son puestos con retribuciones más bajas, cubrir los puestos con empleados desplazados puede introducirlos en una trayectoria profesional viable que les permita pasar de un puesto de nivel de entrada a otros puestos en demanda con el tiempo, mejorando la retención de trabajadores.

Ocupación de puestos con gran demanda mediante upskilling y reskilling

Si bien tiene sentido desempeñar funciones de apoyo más demandadas en la industria de la salud para beneficiar a los pacientes, los trabajadores de la salud de alto nivel y el resultado final del hospital, es más fácil decirlo que hacerlo a la hora de encontrar posibles empleados que estén calificados para desempeñar esas funciones. Ahí es donde entran en juego los programas de entrenamiento rápido sobre upskilling y reskilling.

A través de diversos cursos formativos, los trabajadores pueden capacitarse para desempeñar nuevos roles y con gran demanda. Algo que mejoraría notablemente la atención médica.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain