Volver a springspain.com Sobre nosotros

Riesgo del proyecto: qué es y cómo analizarlo

Es útil considerar el riesgo del proyecto al comienzo de propósitos grandes y pequeños, ya que conocer los riesgos de antemano puede permitirle tomar medidas para prevenirlos.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El riesgo del proyecto se refiere a cualquier cosa que pueda cambiar la trayectoria de finalización de un trabajo. Es útil considerar el riesgo del proyecto al comienzo de propósitos grandes y pequeños, ya que conocer los riesgos de antemano puede permitirle tomar medidas para prevenirlos. Al saber cómo evaluar el riesgo del proyecto, te aseguras de cumplir con todos los objetivos del plan y te adaptas a los cambios que puedan surgir. En este artículo, definimos el riesgo del proyecto y exploramos formas de mejorar su análisis.

¿Qué es el riesgo del proyecto?

El riesgo del proyecto es cualquier evento imprevisto que afecte la realización de uno o varios objetivos del plan. Esto puede incluir tareas breves que ocurren al principio de la producción, así como objetivos del proyecto a largo plazo. A continuación, se muestran algunas herramientas a utilizar para mitigar el riesgo del proyecto:

  • Identificación de riesgos: la identificación de riesgos consiste en identificar activamente qué riesgos pueden afectar la finalización de un proyecto. Puedes participar en la identificación de riesgos en cualquier momento de un proyecto, pero lo ideal sería considerarlo antes de comenzar.
  • Análisis de riesgos: el análisis de riesgos determina la probabilidad de que se produzca un riesgo específico. También puede emplearse este análisis para estimar cómo un riesgo particular podría afectar la finalización de un proyecto.
  • Gestión de riesgos: la gestión de riesgos consiste en evaluar la probabilidad de un riesgo potencial y crear planes para minimizar el impacto que puedan tener en un proyecto. Puedes beneficiarte de realizar la gestión de riesgos en o antes del inicio de un proyecto, de modo que puedas tener opciones para diferentes acciones listas en caso de que un riesgo potencial cambie la trayectoria de un proyecto.

Beneficios de comprender el riesgo del proyecto

Comprender el riesgo del proyecto te ayuda a mejorar tus habilidades para prepararte para el riesgo antes de que suceda y adaptar tus acciones si lo hace. Cuando comprendes el riesgo potencial de un proyecto en el que estás trabajando o estás a punto de comenzar, puedes minimizar el impacto de cualquier riesgo que se produzca durante el proyecto. 

Esto también te permite asegurarte de que cualquier acción que tomes para el proyecto siga las leyes o regulaciones aplicables que puedan estar relacionadas con el objetivo. Debido a que la mayoría de las industrias tienen las mejores prácticas para comprender y analizar el riesgo del proyecto, es probable que puedas administrar el riesgo para cualquier proyecto que emprendas.

Cómo analizar el riesgo del proyecto

A continuación, se muestran algunos pasos para analizar el riesgo del proyecto:

1. Comienza durante la etapa de planificación

Empieza a evaluar el riesgo que puede encontrar tu proyecto antes de empezar a trabajar en él. Al hacerlo, maximizas la probabilidad de que considerar todos los riesgos potenciales y cómo manejarlos. Planificar cómo analizar el riesgo mientras se planifica cómo completar un proyecto también permite que los dos procesos se informen entre sí, ya que un riesgo potencial que identifiques podría cambiar la forma en que eliges llevar a cabo un determinado aspecto del propósito.

Por ejemplo, si un proyecto tiene una larga lista de pasos para completar, puedes examinarlos de antemano y verificar sus riesgos potenciales, minimizando posibles casos de riesgo que surjan como imprevistos durante el proyecto.

2. Identificar el riesgo potencial

Determina los riesgos potenciales que puedan surgir durante cualquier etapa del proyecto. El riesgo puede ocurrir en cualquier etapa de producción, por lo que es importante considerar cada paso durante este proceso para asegurarse de identificar todos los riesgos potenciales. La identificación de riesgos puede beneficiar más al proyecto a su comienzo, pero es posible identificar más riesgos a medida que se desarrolla el plan.

Esto podría incluir escribir una lista de riesgos para cada paso del plan o colaborar con un equipo para obtener perspectivas adicionales sobre qué riesgo es más probable que ocurra.

CTA Da el Salto con Spring

3. Considera la probabilidad y el impacto de cada riesgo potencial

Analiza cada riesgo potencial que encuentres en términos de qué tan probable es que ocurra y qué tan seriamente podría afectar la finalización del proyecto. Algunos riesgos pueden ser pequeños, como quedarse sin un material específico que puedes reabastecer comprándolo en la tienda. Sin embargo, otros riesgos pueden tener efectos más complicados, como si una parte de una máquina que estás diseñando realiza la función que se espera.

También puedes consultar con otras personas que trabajen en el proyecto o personas que estén familiarizadas con el mismo para obtener perspectivas adicionales durante este proceso.

4. Elabora un plan para gestionar el riesgo

Considera cómo podrías responder a los posibles riesgos identificados en las etapas de planificación del proyecto. Hacer un plan de contingencia, o un plan de acción si ocurre un riesgo, ofrece la oportunidad de mitigar el riesgo hipotéticamente antes de que surja. Los planes para administrar los riesgos deben considerar cuál es el riesgo, cuál podría ser su impacto potencial en el proyecto y cómo puede mitigar su efecto si ocurre.

Puede ser útil escribir planes para administrar el riesgo, por lo que puedes crear un documento o una hoja de cálculo para consultarlo en caso de cualquier riesgo potencial.

5. Continuar evaluando el riesgo a lo largo del proyecto

Evalúa el riesgo a lo largo del curso del proyecto, incluso si comienzas a hacerlo en las etapas de planificación. Es posible que se presenten riesgos adicionales durante la finalización del plan, por lo que puede ser beneficioso seguir identificando riesgos potenciales y elaborando soluciones a medida que trabajas. Si continúas evaluando el riesgo mientras el proyecto está en marcha, puedes planificar cómo mitigar su impacto lo más rápido posible, incluso si surgen riesgos inesperados.

Esto podría implicar prestar atención a por qué los riesgos potenciales no ocurrieron en caso de que ocurran en otra etapa de producción o identificar riesgos que reconozcas mientras trabajas.

6. Adáptate a cualquier riesgo que se presente

Actúa si se materializa un riesgo y ajusta tu curso de acción en consecuencia. Incluso si analizas el riesgo desde el principio hasta el final de un proyecto, es posible que debas poner en práctica planes de contingencia. Idealmente, identificar y planificar el riesgo puede minimizar la cantidad de riesgos que surgen, pero aún es útil saber cómo actuar si ocurre un riesgo nuevo o previamente identificado.

Adaptarse al riesgo del proyecto podría significar reorganizar la lista de pasos para completar o abordar alternativas de acción antes de continuar trabajando.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain