Volver a springspain.com Sobre nosotros

10 pasos para formar un gran equipo

Un buen equipo está formado por personas que saben colaborar de forma eficaz. Como líder de equipo, es nuestro trabajo encontrar formas de ayudar al equipo a fortalecerse y aprender a trabajar juntos para resolver problemas.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Con las actividades adecuadas de formación de equipos, podemos ayudar a facilitar las relaciones positivas entre los empleados. En esta guía, analizamos las características clave de un gran equipo y compartimos formas en las que los gerentes pueden trabajar para construir equipos más exitosos.

¿Por qué es importante formar un gran equipo?

Formar un gran equipo es importante porque todos pueden trabajar juntos para alcanzar los objetivos de la empresa. Cuando cada miembro de un equipo se dedica a ayudar al grupo a tener éxito, tiende a ver un entorno de trabajo más positivo. Construir un gran equipo requiere tiempo y esfuerzo, por lo que es importante tener preparadas estrategias de formación de equipos.

¿Qué hace a un gran equipo?

Las siguientes son características de un gran equipo:

  • Camaradería: los empleados que se llevan realmente bien tienden a formar un buen equipo. Eso es porque tener compañeros de trabajo que disfrutamos puede hacer que nos sintamos más felices y motivados en el trabajo. Del mismo modo, tener vínculos fuertes puede ayudarnos a comprender mejor los estilos de trabajo de los demás.
  • Colaboración: los equipos eficaces son aquellos en los que todos pueden trabajar bien juntos. Cada miembro conoce sus fortalezas y las usa para resolver un problema o completar una tarea. Se reúnen para colaborar y compartir ideas para crear soluciones más innovadoras.
  • Comunicación: poder escucharse y entenderse es fundamental para ser un buen equipo. Cada miembro debe sentir que sus pensamientos y opiniones son importantes.
  • Desinterés: en lugar de trabajar únicamente para alcanzar sus propias metas, un miembro de equipo de calidad es alguien que quiere que sus compañeros de trabajo también tengan éxito. Los grandes equipos entienden que cuando todos alcanzan sus objetivos, toda la empresa puede beneficiarse.
  • Soporte: los grandes miembros del equipo están dispuestos a ayudarse unos a otros y a ofrecer orientación durante los tiempos difíciles. Ya sea que se trate de ofrecerse como voluntario para asumir una nueva tarea o simplemente ser alguien con quien hablar, el apoyo es muy útil.

Cómo construir un gran equipo en el trabajo

Es posible formar un gran equipo si se siguen estos pasos.

1. Implementar actividades de formación de equipos

Cuando se realizan correctamente, las actividades de formación de equipos son una gran oportunidad para que nuestro personal se conozca mejor. Los gerentes pueden organizar eventos especiales, actividades o preguntas para romper el hielo para fomentar una mayor camaradería entre los miembros del equipo. A continuación, se muestran algunas actividades de creación de equipos que podemos probar:

  • Almuerzos de equipo
  • Juegos de trabajo en equipo
  • Cuestionarios
  • Happy hours después del trabajo
  • Equipos deportivos intramuros
  • Picnic de empresa
  • Fiestas de vacaciones
  • Días de voluntariado

2. Dar a todos un turno para hablar

Durante las reuniones del equipo, demos a cada persona la oportunidad de compartir sus ideas. Para hacer esto, podemos rodear la mesa y dar a cada persona un turno para hablar. Al animar a todos a escuchar mientras otros hablan, todos los empleados pueden sentir que se valoran sus ideas. Esto ayuda a facilitar un entorno en el que la gente esté ansiosa por participar.

3. Realizar sesiones de lluvia de ideas

Aunque el equipo debe sentirse cómodo compartiendo sus ideas en cualquier momento, tener una sesión de lluvia de ideas real fomenta una mayor colaboración. Antes de cada sesión, brindemos al equipo información básica sobre qué tarea o problema deseamos discutir. Deberán venir a la reunión preparados con algunas ideas y podrán ampliarlas juntos.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

4. Conocer los roles de cada uno

Cada vez que incorporemos a un nuevo empleado, mostremos lo que hace cada miembro del equipo. Incluso podríamos crear un documento que describa las responsabilidades generales de cada persona. Esto puede ayudar a cada miembro del equipo a comprender mejor lo que hacen sus compañeros de trabajo. Entonces, saben a quién acudir en busca de ayuda o apoyo.

5. Reconocer los talentos de cada miembro

Un gran equipo está formado por personas que tienen sus propios talentos individuales. En lugar de tratar de hacer que todos sean excelentes en todo, nos concentraremos en ayudar a cada persona a desarrollar sus habilidades únicas. Cuando alguien use sus habilidades y talentos para ayudar al equipo, brindaremos comentarios positivos para reconocer sus esfuerzos. Escuchar lo que hacen bien puede ayudarlos a seguir sintiéndose motivados para trabajar duro.

6. Ofrecerse apoyo y aliento unos a otros

Durante las horas punta en el trabajo, recordemos ofrecer al equipo palabras de aliento. Seamos específicos sobre lo que cada persona está haciendo bien y ofrezcamos consejos si alguien tiene dificultades. También podemos inspirar a los miembros de nuestro equipo a hacer lo mismo entre ellos. Cuando una persona necesita apoyo especialmente, pidamos al equipo que se ofrezca a ayudarla.

7. Contratar diferentes personalidades

Contratar tanto a introvertidos como a extrovertidos puede ayudar a crear un equipo más equilibrado. Asimismo, es buena una mezcla de pensadores analíticos y creativos. Al tener una mezcla de personalidades, podemos tener mejores sesiones de lluvia de ideas. Cada persona puede ofrecer su perspectiva y talento únicos para encontrar mejores soluciones.

8. Celebrar el éxito y los logros

Es importante que los gerentes se tomen un momento para celebrar los logros de sus equipos. Hagamos esto a través de elogios individuales y públicos. Es bueno compartir elogios más personalizados en privado y aun así darle al equipo un saludo en toda la empresa para mostrar lo bien que lo están haciendo. Darle a tu equipo recompensas especiales es otra forma de mostrar reconocimiento. Comprarles el almuerzo o darles una tarjeta de regalo es una forma sencilla de agradecerles su arduo trabajo.

9. Ser sensible a los antecedentes de los demás

Comprender que cada miembro del equipo tiene un punto de vista y experiencias de vida únicos puede ayudar a ser un gerente más comprensivo.  Es importante ser sensible a las diferentes costumbres y tradiciones culturales en el lugar de trabajo. Fomentar y aceptar la diversidad es una parte importante para hacer que todos se sientan cómodos trabajando juntos.

10. Establecer metas para el equipo

Además de ayudar a cada miembro a establecer sus propias metas, establezcamos metas para todo el equipo. Expliquemos lo que esperamos que logren mediante el trabajo en equipo y la colaboración. Al establecer metas, deben ser realistas para que las alcancen y, al mismo tiempo, que sean lo suficientemente ambiciosas para ayudar a que cada persona crezca en su función dentro del equipo.

Con estos diez pasos cualquier líder puede conseguir formar un gran equipo de trabajo equilibrado, diverso y motivado. Los miembros se sentirán más felices y subirán las cotas de productividad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain