Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo identificar el bajo rendimiento y tratarlo de la manera correcta

Identificar el bajo rendimiento en el trabajo y tratarlo adecuadamente y a tiempo puede evitar males mayores. Es importante que los empleadores pongan los medios necesarios para que los trabajadores puedan rendir de manera adecuada.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El bajo rendimiento puede surgir lenta y silenciosamente entre los empleados, especialmente cuando muchas personas todavía trabajan de forma remota. El bajo rendimiento de los empleados puede tener un gran efecto dominó, si no se trata con rapidez, y podría dar lugar a problemas importantes, como la pérdida de beneficios e incluso la disminución de la moral del equipo.

Investigamos qué constituye un desempeño deficiente, incluidas sus causas, cómo identificar a un empleado de desempeño deficiente y los pasos necesarios para ayudar a resolver el problema.

¿Qué es el bajo rendimiento?

El bajo rendimiento se da cuando un empleado realiza sus funciones por debajo del nivel requerido que se ha establecido y se espera de él. Los siguientes puntos subrayan algunos de los muchos ejemplos que se clasificarían como bajo rendimiento:

  • No cumplir con sus deberes a un alto nivel, o no realizar sus tareas en absoluto (por ejemplo, enviar un informe con errores evidentes o no enviarlo) 
  • Incumplimiento de las políticas y procedimientos de trabajo (p. ej., no registrar su tiempo de manera adecuada o en absoluto)
  • Mal comportamiento que impacta negativamente a otros en el lugar de trabajo o en el equipo (por ejemplo, llegar tarde a las reuniones, chismear, no comunicarse con su equipo si no cumplirán con una fecha límite, dejándolos en una posición difícil) 

¿Qué causa el bajo rendimiento en los empleados?

Hay muchas razones por las que un empleado puede tener un bajo rendimiento. Durante la pandemia de COVID-19, muchas personas comenzaron a trabajar de forma remota, lo que provocó que algunos empleados se sintieran estresados, ansiosos o agotados. Es importante tener en cuenta que no todo el bajo rendimiento se debe a que el empleado se rebela, es perezoso o simplemente es insubordinado. A continuación, se presentan algunas razones por las que un empleado podría tener un bajo rendimiento. 

Falta de oportunidades de crecimiento o incentivos

Los objetivos de los empleados varían: algunos pueden buscar simplemente la estabilidad laboral, mientras que otros pueden querer crecer dentro de una organización. La seguridad de las oportunidades de crecimiento es imprescindible para impulsar la motivación en algunos empleados. Si no hay un camino claro para que progresen dentro de la empresa, entonces algunos empleados pueden mostrar atributos de bajo rendimiento.

También es importante que existan incentivos para alentar a los empleados a realizar un trabajo de calidad. Esto podría incluir aumentos, bonificaciones o promociones, todo lo cual debe explicarse claramente en las revisiones de desempeño y en las políticas de la empresa.  

Falta de variedad o desafíos

La falta de variedad en el trabajo puede llevar a que las tareas diarias se vuelvan mundanas. Esto, a su vez, puede causar una falta de motivación que puede afectar al nivel de trabajo que se entrega. También podría llevar a que el empleado renuncie por completo. 

Además, si los deberes son monótonos, puede ser fácil para los empleados pasar al piloto automático. Esto significa que la producción de trabajo puede verse seriamente afectada y parecer mediocre.

Falta de comunicación

La transparencia en el lugar de trabajo es muy valorada por la fuerza laboral actual, especialmente en situaciones de trabajo remoto, donde las personas esperan que la gerencia las actualice, independientemente de su ubicación de trabajo. Si sienten que no están recibiendo la comunicación correcta, ya sea relacionada con su desempeño laboral o actualizaciones críticas de recursos humanos, pueden comenzar a sentirse estresados ​​o que sus objetivos no están claros.

Apunta alto. Da el salto con Spring.

Estrés relacionado con el trabajo

El estrés y el agotamiento siempre han sido prominentes en la fuerza laboral, pero la pandemia de Covid-19 ciertamente ha puesto este problema en primer plano. Aproximadamente el 25 % de los trabajadores experimentan agotamiento como resultado de la pandemia, mientras que otro 19 % siente agotamiento por otras razones, según un estudio de Eagle Hill Consulting.

Cuando los empleados sienten una inmensa ansiedad o agotamiento, es comprensible que no puedan trabajar correctamente debido al impacto que puede tener en ellos física y mentalmente, afectando su desempeño laboral general y su capacidad para entregar un trabajo de alta calidad.

Falta de período de adaptación

El proceso de incorporación en un nuevo trabajo es fundamental tanto para los trabajadores en el sitio como para los remotos. Las restricciones de tiempo y las temporadas ocupadas pueden afectar la cantidad de tiempo y cuidado que se dedica a que los empleados se establezcan, pero acortar este proceso en aras de las ganancias a corto plazo (hacer que sean inmediatamente productivos) puede dañar su capacidad para realizar tareas a largo plazo. 

Asuntos personales

Algunos problemas pueden ser tan graves que afectan nuestra capacidad para realizar las tareas diarias. Cuando los empleados se sienten deprimidos debido a problemas personales fuera del trabajo, estos problemas personales pueden afectar seriamente su capacidad de concentración, especialmente cuando sienten que no cuentan con un sistema de apoyo. Es importante ser considerado con la salud mental del empleado. 

Ambiente de trabajo deficiente

Por lo general, esto no está relacionado con la estética de su lugar de trabajo: si el tono general de la oficina es negativo y muy presionado, puede tener un impacto grave en la capacidad de un empleado para trabajar con el equipo y realizar sus tareas. Un ambiente de trabajo deficiente podría derivar de un empleado tóxico a sobrecargar al empleado con estándares poco realistas o plazos ajustados. 

Metas poco claras o falta de dirección

Las expectativas del puesto deben destacarse tanto en sus entrevistas como en el trabajo. Si es necesario realizar cambios en el trabajo, deben comunicarse claramente en lugar de ser un cambio implícito. No debe haber lugar para la confusión relacionada con el rol de alguien, ya que esto puede causar una gran confusión y estrés.

Falta de recursos en el trabajo

No poder realizar el trabajo correctamente puede aumentar el pesimismo. Es importante que las empresas se tomen el tiempo para mostrar a los empleados que son valorados capacitándolos y asegurándose de que tengan las herramientas que necesitan para hacer su trabajo sin problemas. 

Identificar el bajo rendimiento en el trabajo y tratarlo adecuadamente y a tiempo puede evitar males mayores. Es importante que los empleadores pongan los medios necesarios para que los trabajadores puedan rendir de manera adecuada en sus puestos. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain