Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo minimizar la brecha de habilidades

El avance de la tecnología en el mundo laboral hace que la brecha de habilidades sea cada vez más grande. ¿Qué pueden hacer las empresas para solventarlo?

Tiempo de lectura: 4 minutos

A medida que la tecnología evoluciona, la brecha de habilidades, la disparidad entre las habilidades que los empleadores necesitan para tener éxito y los trabajadores que realmente tienen, sigue aumentando. Si la empresa aún no está abordando esta brecha, es hora de comenzar, sin importar cuán grande o pequeño sea, o el sector al que se dedique. De lo contrario, es probable que la organización quede obsoleta.

De cara a los empleadores, pueden dedicar el 5% del tiempo de trabajo de los empleados al aprendizaje. Hacerlo ayudará a reducir la rotación de talentos hasta en un 20% y ahorrar dinero a la empresa. Aún mejor, la plantilla tendrá más habilidades para realizar su trabajo.

La situación no pinta bien

La brecha de habilidades es como el cambio climático. La mayoría de la gente sabe que hay un problema, pero pocas están haciendo algo significativo al respecto. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., en la actualidad hay menos estadounidenses desempleados (6,2 millones) que puestos de trabajo abiertos (7,3 millones). Es muy posible que, si las personas tuvieran las habilidades adecuadas, habláramos de pleno empleo.

Según un informe de 2018 de la Fundación de la Cámara de Comercio de los EE. UU., no todas las industrias están experimentando una brecha de habilidades, pero hay una escasez significativa de candidatos cualificados para muchos puestos de alta cualificación, como profesionales de la salud, profesionales de operaciones comerciales y financieras, profesionales de la informática y las matemáticas, arquitectos e ingenieros.

Y el problema va más allá de los trabajos que exigen habilidades poco comunes o complejas. La Coalición Nacional de Habilidades dice que el 53% del mercado laboral de EE. UU. consiste en trabajos de habilidades medias, pero solo el 43% de los trabajadores tienen las habilidades adecuadas para estos trabajos.

CTA Da el Salto con Spring

Los datos de paro y empleo ocultan la verdad

La brecha de habilidades puede afectar a las empresas donde les duele: sus resultados. Considera la fabricación: según un estudio reciente, la escasez de trabajadores cualificados podría reducir el producto interno bruto manufacturero de EE. UU. en hasta 454 mil millones de dólares.

Pero muchos empresarios no comprenden la urgencia de la situación. Consideran que la brecha de habilidades es una vaga amenaza que existe en un futuro lejano. ¿Cómo podría haber un problema, preguntan, cuando el desempleo parece haber estado mejorando?

Entonces, ¿qué pueden hacer los empleadores?

Encontrar y mantener a las personas adecuadas con las habilidades adecuadas es una necesidad para las empresas. Pero a medida que se acelera el cambio empresarial, resulta cada vez más difícil hacerlo. ¿Qué puedes hacer?

En un mundo mejor, los gobiernos, las universidades, las empresas y los empleados colaborarían para resolver este problema. Pero resulta difícil pensar que los funcionarios electos, académicos y empleados tengan el poder o la voluntad de impulsar el tipo de políticas y prácticas que se requieren. Mientras tanto, el problema es demasiado importante para esperar a que alguien más se encargue de él. Si lo haces, podrías quedarte estancado.

Podrías intentar resolver el problema reclutando nuevos talentos, pero el talento cualificado puede resultar caro de obtener y contratar, y existe una posibilidad real de que no encuentres personas con las habilidades adecuadas. O podrías intentar acelerar la automatización de funciones clave, pero podría resultar arriesgado.

Superar la brecha de habilidades invirtiendo en formación

La respuesta es mejorar las habilidades de los empleados existentes, algo que entusiasma particularmente a la generación millennial, que desea más de un trabajo que una compensación económica. Para impulsar el éxito del aprendizaje de los empleados, se ha de pensar más allá de simplemente ofrecer opciones de capacitación. No estará de más tener presente los siguientes consejos:

  • Abordar diferentes estilos de aprendizaje. Dedicar el 5% del tiempo de los empleados al aprendizaje brindándoles una variedad de opciones de formación para que se involucren plenamente independientemente del estilo de aprendizaje.
  • Conseguir que los gerentes de todos los niveles acepten este enfoque. Los empleados que mejoran las habilidades pueden generar un resultado final más saludable al reducir su rotación y aumentar la productividad y el compromiso. Sin la aceptación de los gerentes, es menos probable que los empleados reciban el tiempo y los recursos que necesitan para aprender nuevas habilidades con éxito.
  • Hacer del aprendizaje una práctica continua. De esta manera, la plantilla siempre adquirirá nuevas habilidades y el negocio estará mejor preparado para los cambios futuros.
  • Medir los resultados. Para justificar los esfuerzos de mejora de las habilidades de los empleados ante la gerencia y los empleados por igual, se debe realizar un seguimiento de los resultados cuantificables de los programas de capacitación: puntajes de satisfacción de los empleados, por ejemplo, o tasas de productividad.

Prepara tu negocio para el futuro inmediato

Hay muy poca urgencia en torno a la creciente brecha de habilidades causada por la tecnología y la aceleración de los negocios. Si diriges una empresa, intenta dedicar el 5% del tiempo de los empleados a la mejora de sus competencias y el desarrollo. Es más probable que de esta forma conserves los mejores talentos y ahorres dinero, al mismo tiempo que tus empleados adquieren las habilidades que pueden necesitar para mantener el negocio vivo y próspero.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain