Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo será el Director de Comunicaciones del futuro

Tiempo de lectura: 4 minutos

La manera de comunicarse ha cambiado durante los últimos años. La revolución digital ha conducido a una evolución de los roles relacionados con ellas. Así, el papel del Director de Comunicaciones (Dircom) del siglo XXI se ha visto empujado hacia la adopción de nuevas habilidades y comportamientos. Es preciso evaluar cómo será el Dircom del futuro. Entonces, ¿cómo será el Director de Comunicaciones del futuro?

Qué es un Director de Comunicaciones

El Dircom es la persona encargada de establecer y habilitar las políticas de Comunicación Corporativa de una empresa. Para ello define una estrategia basada en las metas, los puntos de vista, el empeño y los valores de la organización.

En la actualidad, en plena era digital, sus funciones también incluye la responsabilidad de incrementar los activos intangibles del negocio. Esto quiere decir que el prestigio, la imagen de marca y la reputación corporativas dependen directamente de este puesto.

El Dircom es, por tanto, el máximo encargado de diseñar y gestionar un plan estratégico de comunicación corporativa. Esta estrategia estará estrechamente vinculada a los objetivos comerciales de la empresa.

El papel del Dircom en la organización

El Director de Comunicaciones necesita obtener una visión global del negocio. Esta impresión holística debe incluir todos sectores operacionales de la organización. Por tanto, el Dircom debe ser considerado un cargo integrante del cuadro de alta dirección de la empresa.

Su figura debe estar completamente involucrada en las tomas de decisiones estratégicas. La razón es obvia: el departamento de Comunicación es fundamental a la hora de conseguir los objetivos corporativos. Es lógico, por tanto, que la gestión de este sector tan estratégico recaiga sobre alguien especializado y con el talento ya habilidades adecuadas.

El perfil del Director de Comunicaciones debe estar respaldado con un extraordinario bagaje técnico. Su labor no se centra exclusivamente en difundir notas informativas. Tampoco es suficiente con orientar estratégica u operativamente. La industria 4.0 ha empujado a que sus funciones vayan mucho más allá.

Funciones del Director de Comunicaciones

Como estrategas de la imagen de marca y la proyección corporativa, la tarea principal de estos profesionales radica en hacer que las audiencias obtenga una excelente percepción de la empresa. La percepción pública es muy importante para cualquier organización. Una noticia negativa sobre el negocio tendrá un impacto negativo en las ventas y la rentabilidad.

  • Identificación de los stakeholders. El Dircom se encargará de la identificación de las audiencias fácticas. En este caso, se relacionará con los interlocutores exteriores. Con ellos es preciso mantener una relación fluida y estrecha. En este sentido, es fundamental la estrategia comunicativa con consumidores, proveedores, inversores, influencers, mass medias online u offline, instituciones y administraciones públicas.
  • Relación con los stakholders En este caso se trata de establecer un vínculo con los empleados de la compañía. También tendrá que dirigir y planificar los temas centrales y determinar cuáles serán las ideas fuerza sobre las que trabajar.
  • Gestión de mensaje. Deberá extraer el mensaje específico en el que tendrá que basar sus acciones cada departamento o equipo de trabajo.
  • Estados de opinión. Para lograr la generación de opiniones favorable, el Director de Comunicaciones tendrá que discernir cuál es el canal más apropiado en cada momento. Además, deberá utilizar la métrica para tener un conocimiento preciso de qué flujos, ritmos, tonos y estilos serán los más idóneos para elevar la reputación de marca, en base al decálogo de la empresa.

Los directores de comunicaciones pueden trabajar solos en empresas más pequeñas o trabajar con la ayuda de su personal en grandes compañías. También pueden desempeñar un papel en la contratación de las personas que formarán parte del equipo de relaciones públicas de la organización.

Los directores de comunicaciones también capacitan a los nuevos empleados. Tienen que asegurarse de que sepan cuáles son los protocolos y procedimientos que deben seguir en cuanto entren a formar parte del equipo.

Cómo será el Director de Comunicaciones del futuro

La industria 4.0 y la era digital han expandido el ratio de actuación de las organizaciones. Cualquier empresa, por muy pequeña que sea, puede tener la capacidad de difundir sus productos y servicios a nivel global.

Internet ha servido de altavoz para los negocios y las fronteras internacionales se han borrado del mapa comercial. Aunque esto haya supuesto una significativa ventaja, a priori, también obliga a tener en cuenta ciertas cuestiones.

Los medios digitales y las redes sociales se han convertido en amplificadores en los que los usuarios exponen su opinión y buscan reseñas de otros navegantes. De este modo, la presencia de las marcas en estos foros resulta imprescindible.

El Dircom de una organización con vistas de futuro debe dominar estas estrategias online, sin dejar de lado las técnicas y los medios offline. Debe poseer un conocimiento profundo sobre la gestión de empresas y negocios y no olvidar el futuro de la comunicación.

Las habilidades directivas y la capacidad de negociación y entendimiento deben combinarse con las técnicas necesarias para cuidar la reputación y la imagen de marca.

Por último, hay que tener en cuenta que los negocios del siglo XXI necesitan contar con un perfil que sea capaz de llevar la gestión de toda la comunicación corporativa. El Director de Comunicaciones se ha convertido en la persona adecuada para aportar esos beneficios y dotar de valor añadido a las metas establecidas por la empresa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain