Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cuáles son los roles de RRHH más demandados en 2021

El rediseño de RRHH, en respuesta a la crisis actual, y el futuro del trabajo continuarán destacando el papel fundamental que desempeña Recursos Humanos en las organizaciones.

Tiempo de lectura: 5 minutos

El rediseño de RRHH, en respuesta a la crisis actual, y el futuro del trabajo continuarán destacando el papel fundamental que desempeña Recursos Humanos en las organizaciones.

A medida que el mundo del trabajo continúa evolucionando, los roles que alguna vez le dieron forma se ven empujados a evolucionar al mismo tiempo. El futuro del trabajo es un término que muchos, en el mundo de los negocios, se han acostumbrado a escuchar. Esta circunstancia se agudiza con los impactos previstos de los cambios que están por venir, recibiendo atención e investigación de muchas organizaciones, académicos y firmas consultoras. 

El Mckinsey Global Institute, que realizó una investigación  sobre cómo serían los roles del futuro y cómo los cambios que se sentirían desde la tecnología en el mercado laboral más amplio, impactarían el mundo del trabajo. Se pronosticó que la automatización dará como resultado muchos roles de hoy, como asistentes administrativos y contables, que comenzarán a reducirse debido al desgaste y los impactos continuos que se sienten por la reducción de la contratación.

El resultado ha hecho que RRHH haya tenido que liderar el desarrollo de la creación de una fuerza laboral evolucionada y con conocimientos digitales que pueda responder a las demandas cambiantes de la empresa, mientras que al mismo tiempo evoluciona con la tecnología a medida que sus rápidas transformaciones continúan desarrollándose.

Sin embargo, no son solo los roles fuera de la función de recursos humanos los que deberán responder a la continua revolución digital y tecnológica. El futuro del trabajo y su continuo surgimiento también está impactando, transformando y cambiando las competencias de la función de RRHH. 

El efecto de la COVID-19

La COVID-19, comprensiblemente, ha provocado una interrupción significativa en el mundo del trabajo. Parte de la disrupción ha propiciado una mayor flexibilidad de trabajo y las organizaciones han mostrado una mayor empatía hacia las necesidades de sus empleados. En este sentido se han tenido en cuenta a los trabajadores con responsabilidades de cuidado o condiciones de salud. 

Sin embargo, en otras áreas de negocio el cambio de las condiciones se han visto más encorsetadas. Es el caso de las restricciones laborales, las alteraciones sísmicas en la forma en que las personas trabajan y algunos roles en sectores específicos que no se les permite operar por completo, han sido más difíciles de aceptar y adaptar para las personas y las organizaciones.

Está previsto que continúe la drástica remodelación de la economía y la fuerza laboral que se ha extendido por todo el mundo como resultado del coronavirus. Por ahora, son los muchos profesionales de RRHH quienes predicen que el trabajo remoto ha llegado para quedarse y que las nuevas tendencias que han surgido como resultado de la pandemia continuarán durante algún tiempo, si no de hecho, indefinidamente. 

La importancia de los recursos humanos y la importancia crítica de su valor se ha puesto de relieve a lo largo de la pandemia. Los directores ejecutivos, los líderes empresariales y los empleados de todos los niveles se han amparado en RR.HH. para sentirse apoyados, pero también para comprender los parámetros siempre cambiantes de lo que viene a continuación. 

Desde impartir comunicaciones comerciales cruciales hasta desarrollar culturas de entornos no ágiles para volverse más ágiles, el impulso de RRHH en el centro de atención está destinado a continuar con la evolución de nuevos roles que responden no solo a las secuelas de la COVID-19, sino a el futuro del trabajo tal como sucede en tiempo real.

Apunta alto. Da el salto con Spring.

Director de Bienestar

El cambio hacia la priorización del bienestar en el lugar de trabajo se ha estado construyendo durante algún tiempo. Una investigación reciente, realizada por los servicios profesionales y la firma de seguros Aon, encontró que los empleadores han aumentado su enfoque estratégico en los programas de bienestar emocional y financiero, lo que a su vez se ha traducido en un aumento en las estrategias que se centran en que estos se incluyan como parte de los programas de beneficios para empleados. 

La Encuesta de beneficios y tendencias 2020 de Aon en el Reino Unido  encontró que el 51% de los empleadores ahora tienen estrategias de bienestar financiero bien establecidas, un aumento del 21% en tres años. Mientras que el 68% ha implementado estrategias de bienestar emocional, a un aumento adicional del 41%. La encuesta también mostró que el 71% de los empleadores están totalmente de acuerdo en que tienen la responsabilidad de influir en los comportamientos de salud de sus empleados.

Como resultado, puede resultar poco sorprendente que, dados no solo los resultados de la investigación en esta área, sino también el cambio mundial hacia el trabajo a distancia y desde el hogar, el rol del Director de Bienestar esté configurado para aumentar su presencia significativamente durante la próxima década. 

Evidentemente, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, la cultura siempre activa y la naturaleza disruptiva de las fuerzas externas a las que ahora se enfrentan las empresas hacen que los empleados de todos los niveles informen problemas de agotamiento. Las complejidades y los desafíos emocionales que enfrenta la fuerza laboral actual con la conciliación, han hecho que las empresas necesiten responder, intensificando su respuesta para enfocarse en el bienestar de los empleados.

El rol de Director de Bienestar probablemente irá mucho más allá de uno que ve el bienestar como algo agradable en el entorno laboral. RRHH deberá plantear este puesto directivo como el de un profesional que sea mucho más estratégico en su supervisión, con objetivos que servirán para fortalecer los aspectos emocionales, físicos y mentales de todos los empleados y que sea capaz de retener el talento.

El facilitador del trabajo desde casa

Hoy en día, nos encontramos en un mundo en el que los trabajadores del conocimiento representan el porcentaje más alto de todos los trabajadores que desempeñan sus funciones de forma remota. Se prevé que el resultado será el desarrollo de un rol de facilitador del trabajo desde casa, que se convertirá en puesto emergente en apoyo de los empleados que se encuentran en gran parte alejados del entorno físico y de trabajo principal. 

Uno de los impactos de la pandemia de Coronavirus ha sido el paso del presentismo al e-presentismo. En resumen, en lugar de que las personas vayan al trabajo cuando no se sientan bien, o que se queden a trabajar más tarde de las horas contratadas, o que trabajen durante las vacaciones anuales. La situación actual del trabajo remoto ha dado lugar a que los empleados reproduzcan aquellos comportamientos que pueden ser problemáticos, lo que lleva a un mayor estrés y a culturas laborales tóxicas, mientras trabajan desde casa. 

El resultado ha visto a los empleados que alguna vez estuvieron en una ubicación física en el sitio, convertirse en aquellos que literalmente viven en el trabajo. El mundo del trabajo ahora se está trasladando a decenas de dormitorios, estudios en el hogar, salas de estar y mesas de cocina en todo el mundo. 

Se predice que el facilitador de trabajo desde casa emergerá en respuesta a estos nuevos desafíos para los empleados y la fuerza laboral. Con el diseño de roles configurado para incluir responsabilidades que crearán procedimientos y procesos para reducir el riesgo de e-presentismo al definir potencialmente reglas que dicten cuándo se pueden enviar correos electrónicos o mensajes internos, como orientación para no comenzar las comunicaciones laborales antes de las 9:00 a.m. o después de las 6:00 pm.

Lo que depara el futuro

A pesar de los desafíos que se sintieron en 2020 y continuarán en 2021 con la pandemia de coronavirus. El futuro que se avecina para los roles en Recursos Humanos es motivo de optimismo y positividad. 

La continua evolución de la automatización reduce la necesidad de que RRHH dedique tiempo a tareas administrativas y repetitivas. El rediseño de este departamento, en respuesta a la crisis actual, y el futuro del trabajo continuarán destacando el papel fundamental que desempeña Recursos Humanos en las organizaciones. Pero los roles que surgirán evolucionarán y se expandirán en 2021 también responderán a la necesidad de RR.HH. de estar más habilitados digitalmente y basados ​​en datos, mientras continúan como siempre con la concentración de colocar a las personas y sus necesidades en su núcleo. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain