Volver a springspain.com Sobre nosotros

De Recursos Humanos (RRHH) a Gestión de Talento

Tiempo de lectura: 4 minutos

Recursos Humanos (RR.HH.) y gestión de talento han ido siempre de la mano. Por ello, son muchos los que creen que son dos términos que significan lo mismo. Sin embargo, existen grandes diferencias entre la gestión clásica del departamento de RR.HH. y la gestión de talento.

A pesar de las diferencias, ambos términos se enlazan y complementan. De hecho, son muchas las empresas que han dejado de tener departamento de RR.HH. para apostar por el de Gestión de Talento Humano.

De Recursos Humanos (RRHH) a Gestión de Talento

Qué es la Gestión de Talento o Capital Humano

Se puede definir la gestión de talento humano como la unión de estrategias que facilitan la utilidad más conveniente del capital humano de una empresa. Además, estas tácticas deben ayudar también con el cumplimiento de objetivos y asegurar el máximo retorno del talento. Para ello las organizaciones deben apostar por el impulso del talento que posee y una cultura organizacional que fomente el compromiso y la felicidad de los empleados.

Por otro lado, también se puede entender la gestión de talento como el conjunto de procesos de RR.HH. que atraen, desarrollan, motivan y retienen a los empleados comprometidos y productivos. La Gestión de Talento es el soporte actual del crecimiento empresarial.

Una vez definida la Gestión de Talento, ¿qué relación se establece con las estrategias tradicionales de Recursos Humanos? Y ¿qué diferencias implica?

Diferencias entre RR.HH. y Gestión de Talento

El departamento de RR.HH. es bastante complejo. Va mucho más allá del reclutamiento y contratación del personal. También se encarga de la gestión del talento humano. Es decir, controlan diferentes procesos para que los empleados se mantengan productivos y eficientes. De esta manera, los beneficios se reparten entre la empresa y los trabajadores.

Teniendo esto en mente, es fácil comprender lo cercanos que están los Recursos Humanos y la Gestión de Talento. Aunque son procesos independientes y pueden llevarse a cabo por separado, en cierto modo uno depende del otro, aunque con matices.

Principales diferencias entre Gestión de Talento y Recursos Humanos:

Prioriza el desarrollo de los empleados

La gestión de talento dentro de una empresa focaliza su atención en ayudar y mejorar el desarrollo del talento de los empleados. Su prioridad es el desarrollo profesional de los colaboradores. De esta forma, guía y prepara a los mejores trabajadores para que se conviertan en los líderes estratégicos de la organización a medio y largo plazo.

Los Recursos Humanos se centran en la gestión de los pagos, los días de vacaciones, el reparto de beneficios y la recepción de quejas. También forma parte de su laboral la comunicación efectiva entre departamentos.

Apuesta por los objetivos a largo plazo

La Gestión de Talento apuesta por las estrategias a largo plazo. De esta forma, toda la compañía disfrutará de los beneficios al cumplirse los objetivos marcados gracias al talento humano. El nivel o velocidad de crecimiento no tiene importancia en este proceso.

Los Recursos Humanos emplean actividades más tácticas. Se focalizan en la gestión diaria de la plantilla, independientemente de si los objetivos a cumplir son inmediatos, a corto o mediano plazo.

Posee visión integral

La visión que se tiene de los empleados en la Gestión de Talento Humano es mucho más profunda. Con ella se busca establecer una estrategia integral que facilite los procesos de selección y contratación, así como la capacitación y retención de los mejores trabajadores.

El departamento de RR.HH. realiza la contratación de candidatos con capacidad para cubrir roles y puestos de trabajo muy concretos.

Involucra a todo el personal

Hasta hace unos años, era el departamento de Recursos Humanos el único encargado de la contratación, capacitación y retención de empleados. Sin embargo, la integración de las nuevas técnicas de Gestión de Talento solicita la participación de coordinadores, ejecutivos y gerentes.

Se busca que todos los miembros de la empresa se involucren y se responsabilicen del talento de la organización desde el momento del reclutamiento. De esta forma, un gerente puede implicarse en el proceso de contratación y capacitación de todos los miembros de su equipo.

Descarta los modelos jerárquicos

Con la incorporación de la Gestión de Talento en las empresas, los modelos jerárquicos anteriores se limitan a actuar como referente en vez de política de actuación. Se debe, claro está, a que el desarrollo del talento precisa de un enfoque integral que englobe las necesidades de la organización y de los trabajadores.

Para que en la actualidad una compañía se mantenga competitiva, debe practicar la gestión del capital humano. Además, es indispensable que implemente iniciativas que faciliten la organización del talento por objetivos. De esta forma, todos los empleados tienen oportunidad de crecer profesionalmente y se dejan de lado los antiguos modelos jerárquicos.

Vistas las principales diferencias entre Gestión de Talento y RR.HH., comprobamos que la cultura organizacional ha dejado de preguntarse “qué puede obtener de un empleado” para centrarse en “cómo retener y comprometer al trabajador para que siga con la empresa a largo plazo”.

Las tareas y actividades de los departamentos de Recursos Humanos y Gestión de Talento no son sencillas. Diariamente deben enfrentarse a la diversidad del mercado laboral, las Nuevas Tecnologías, la complejidad en los negocios, falta de liderazgo y alineación en los objetivos individuales y empresariales, talento insuficiente, etcétera.

Es por ello por lo que los departamentos de RR.HH. se apoyan en el empleo de sistemas de gestión y la digitalización. Estos programas permiten a las empresas a definir su estrategia y objetivos, incrementar la eficiencia de los trabajadores y acelerar la consecución de resultados. Es decir, ayuda a que las organizaciones puedan hacerse cargo de la Gestión de Talento de su capital humano.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2019 Spring Spain