Volver a springspain.com Sobre nosotros

Una guía para desarrollar equipos de alto rendimiento

Los miembros del equipo pueden enfocarse en los objetivos, la comunicación y la confianza para ayudar a formar un equipo de alto rendimiento que conducirá a un ambiente de trabajo divertido y gratificante.

Tiempo de lectura: 5 minutos

El alto rendimiento en un entorno de equipo significa más que una alta productividad. El alto rendimiento es una dinámica de grupo que combina energía y entusiasmo con respeto, responsabilidad y experiencia entre los miembros del equipo. 

Si bien puede parecer que algunos equipos se unen de forma natural, a menudo son el resultado de las acciones y los objetivos deliberados de su líder. En este artículo, discutimos qué es un equipo de alto rendimiento y cómo se puede construir uno.

Modelo de equipos de alto rendimiento

El primer paso para desarrollar un modelo de equipo de alto rendimiento es crear estabilidad. Esto significa que debe elegir cuidadosamente a los mejores miembros del equipo para su objetivo. 

Un equipo de alto funcionamiento continúa progresando sin importar los desafíos del proyecto, así que hay que tomarse el tiempo para considerar a quién seleccionar. A continuación, se incluyen dos consejos clave a tener en cuenta al formar el equipo.

Encontrar miembros de equipo de calidad

Además de sus cualidades personales, también se debe considerar las actuaciones pasadas de los compañeros de trabajo. Revisar situaciones recientes o difíciles y evaluar cómo las enfrentaron esos compañeros de trabajo. Querremos personas para el equipo que se ofrezcan a ayudar a otros cuando sea necesario.

Centrarse en las habilidades de comunicación

También se debe considerar cuán efectivas y profesionales son las habilidades de comunicación para las personas que se desean en el equipo. Es importante comunicarse constantemente en un equipo de alto rendimiento, por lo que las personas potenciales del equipo deben poder expresar sus preocupaciones y pensamientos. 

Se debe observar si contribuyen regularmente con sus opiniones en las reuniones del equipo. La comunicación es necesaria para completar un proyecto con éxito, por lo que se necesitan personas que den instrucciones o pidan ayuda cuando sea necesario.

Es posible que se deba construir lentamente el equipo. Primero agregando algunas personas confiables al equipo y viendo cómo funcionan juntas. Después de eso, añadiendo algunos más y observando cómo ese grupo interactúa y resuelve problemas. Fortalecer las relaciones en el equipo es importante, por lo que querremos crear un sentido de confianza con todos los miembros del equipo.

Cómo desarrollar un equipo de alto rendimiento

Seguir estos pasos para ayudar a construir un equipo de alto rendimiento en el lugar de trabajo: 

  1. Liderar equipos de alto rendimiento con metas.
  2. Aprender a solucionar conflictos en equipos de alto funcionamiento.
  3. Comunicar la visión y la dirección.
  4. Fomentar la confianza entre los miembros del equipo de alto rendimiento.
  5. Entrenar en equipo y no individualmente.

1. Dirigir equipos de alto rendimiento con objetivos

Crear una meta amplia es una forma de que un equipo de alto rendimiento se concentre en el éxito. Los objetivos ambiciosos implican expectativas que superan el desempeño actual y motivan al equipo a completar incluso las tareas más desafiantes.

Cuando las personas de los equipos de alto rendimiento logran un objetivo ambicioso, probablemente se enorgullecerán de saber que eran lo suficientemente competentes y capaces para trabajar juntos para lograr este nuevo objetivo. Esta experiencia puede ayudarlos a sentirse más satisfechos con su trabajo y más motivados para lograr el próximo objetivo.

2. Aprender a solucionar conflictos en equipos de alto funcionamiento

Los equipos de alto funcionamiento saben cómo resolver conflictos de manera eficiente y rápida. Un equipo fuerte sabe cómo llevarse bien y cómo permitir las diferencias con respeto. Deben dejar que los demás expresen sus opiniones y las reconozcan antes de responder.

Los desacuerdos pueden ser productivos y dar lugar a ideas creativas. Las personas pueden tener una idea aún mejor integrando dos lados, lo que solo beneficia al proyecto en general. Por ejemplo, no estar de acuerdo con el aspecto del nuevo logotipo de la empresa puede terminar produciendo un logotipo aún más creativo cuando los miembros del equipo escuchan múltiples entradas. Sin embargo, es mejor tener estas conversaciones cuando cada persona esté tranquila, para que las conversaciones sigan siendo respetuosas.

3. Comunicar la visión y la dirección

Cuando se mantiene a los miembros del equipo enfocados en la visión del proyecto, se pueden minimizar las distracciones y hacer que la misión sea mucho más fácil de lograr. Las distracciones pueden presentarse en formas que no están relacionadas con el trabajo, por lo que un recordatorio suave puede ser todo lo que necesita para concentrarse en el equipo.

Cuando se desee mantener a los miembros del equipo enfocados en un proyecto, puede ser útil revisar los objetivos, la dirección y la visión con regularidad. Los líderes de equipo de alto rendimiento deben concentrarse en la tarea para cumplir sus objetivos. Deben comunicarse con regularidad para conocer el estado de todos en el proyecto. La comunicación regular probablemente hará que el equipo sea más productivo, ya que muchas personas deben trabajar juntas para completar un proyecto.

Apunta alto. Da el salto con Spring.

4. Fomentar la confianza entre los miembros del equipo de alto rendimiento

La confianza es esencial en un equipo para alentar a otros a alcanzar sus metas o expresar sus opiniones. Tres elementos simples crean confianza:

Construye relaciones saludables

Tener relaciones saludables con los compañeros de trabajo es esencial para llevarse bien y agradarse mutuamente. Para cultivar relaciones de confianza, se puede albergar experiencias de vinculación con el equipo fuera del trabajo. Hablar sobre pasatiempos e intereses puede hacer que los miembros del equipo se interesen más personalmente entre sí, lo que probablemente hará que el lugar de trabajo sea más productivo. Las actividades fuera del trabajo pueden ser tan simples como una hora feliz o una actividad más envolvente como un retiro de fin de semana.

Estar informado

El segundo pilar de la confianza es la experiencia o el conocimiento. Es probable que se confíe en las personas que conocen y comprenden nuestra industria, y se es más propenso a recurrir a ellos en momentos de necesidad. Las personas también confían en aquellos que pueden brindar buenas soluciones en tiempos difíciles, así que demostremos que nuestras habilidades y conocimientos ayudan a resolver problemas. Demostrar que la experiencia puede ayudar al equipo a superar los desafíos aumentará la confianza.

Ser consistente

El último pilar de la confianza es la coherencia. Si decimos a los demás que haremos una tarea y la completamos de manera oportuna, ellos saben que pueden depender de nosotros. Demostremos que cumplimos con lo que decimos que haremos, ya sea tan simple como hacer una llamada telefónica a un cliente u organizar una reunión con decenas de personas.

5. Entrenar en equipo y no individualmente

Cuando hablamos con el equipo, es beneficioso dirigirse a ellos como un equipo completo y no solo como un grupo de personas. Esto crea un sentido de unidad y hace que todos quieran trabajar juntos de manera eficiente. Aquí hay algunas formas de entrenar al equipo:

Tener reuniones con cada persona del equipo

Si bien el coaching en equipo es efectivo, aún requiere reunirse con personas de vez en cuando para abordar lo que están haciendo bien y averiguar si tienen algún problema. Este es también el momento de hablar sobre sus comportamientos o hábitos y cómo están afectando al equipo, ya sea positiva o negativamente. De esta manera, no nos enfocamos en ellos individualmente, sino que mostramos cómo sus acciones están contribuyendo al equipo.

Señalemos los atributos positivos y negativos

Reconocer las características o los logros positivos hace que los miembros se sientan necesarios en el equipo. Sin embargo, si tienen rasgos como interrumpir a otros que están afectando al equipo, digamos que nos gustaría que mejoraran, para que el equipo fluya sin problemas.

Asegurarnos de mantener a todos en los mismos estándares

Todos en el equipo deben seguir las mismas reglas. Las personas están más dispuestas a adherirse a los estándares si ven que otros están haciendo lo mismo. Podemos hacerlo siendo el miembro del equipo que deseamos que sean los demás: respetemos a los demás, participemos activamente en las reuniones y contribuyamos con ideas positivas.

Durante las reuniones del equipo, reorganicemos los asientos

De esta manera, todos pueden interactuar y tener la oportunidad de hablar con miembros del equipo que no conocen. También crea oportunidades para conversaciones sociales y los alienta a confiar y apoyarse mutuamente.

Elijamos un espacio cómodo que fomente la conversación

Intentemos elegir una oficina que sea apropiada para el tamaño del equipo para que la interacción se facilite. Es gratificante ser parte de un equipo que ayuda a lograr metas que tal vez pensamos que no eran posibles. Los miembros del equipo pueden enfocarse en los objetivos, la comunicación y la confianza para ayudar a formar un equipo de alto rendimiento que conducirá a un ambiente de trabajo divertido y gratificante.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain