Volver a springspain.com Sobre nosotros

4 pasos para construir una marca

Si una empresa crea una marca emocionante y memorable, el público reconocerá sus productos o servicios con mayor facilidad y comprenderá claramente el valor que los productos pueden agregar a sus vidas.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Construir una marca eficaz es vital para el éxito de cualquier empresa. Hay muchas interpretaciones diferentes del término «marca». Para algunos, es la relación entre una empresa y sus clientes actuales o potenciales, mientras que otros la ven como una característica específica que diferencia a una empresa de sus competidores. En este artículo, explicamos por qué es importante crear una marca, seguido de un enfoque paso a paso que el equipo de marketing de una empresa puede seguir al crear una marca.

¿Por qué es importante construir una marca?

La forma en que una empresa construye su marca determinará cómo el público percibe la empresa y sus productos. Las marcas exitosas pueden influir en la forma en que las personas perciben el nombre, la historia, el logotipo y las campañas de marketing de una empresa.

En muchos casos, la marca es tan importante como la calidad y el precio de un producto. Cuando las personas compran un producto, también compran el estilo de vida que representa el producto. 

Si una empresa crea una marca emocionante y memorable, el público reconocerá sus productos o servicios con mayor facilidad y comprenderá claramente el valor que los productos pueden agregar a sus vidas. La marca también es una de las formas más efectivas de ganarse la confianza de los clientes.

Cómo construir una marca

Si formamos parte de un equipo de marketing encargado de desarrollar la marca de la empresa, puede seguir estos cuatro pasos:

  1. Determinar nuestra audiencia objetivo.
  2. Posicionar nuestro producto y negocio.
  3. Definir la personalidad de nuestra empresa.
  4. Elegir un logotipo y un eslogan.

1. Determinar nuestra audiencia objetivo

El primer paso para construir una marca es determinar su público objetivo. Para crear la base de clientes preferida: 

  • Determinemos quién es más probable que compre el producto.  Consideremos varios factores como la edad, el género, la ubicación y los ingresos para crear un grupo demográfico. Si, por ejemplo, planeamos vender gafas caras y de moda, nuestro público objetivo podría estar formado por personas de ingresos medios o altos menores de 40 años. Sin embargo, si el producto es una nueva bebida deportiva, lo más probable es que el público esté constituido por atletas.
  • Consultemos las estadísticas y los datos de ventas disponibles.  Esta información será útil para proporcionarnos información valiosa sobre los hábitos de compra de los consumidores. Las estadísticas también pueden ayudarnos a decidir si el producto de nuestra empresa atraerá a un grupo demográfico determinado. Por ejemplo, las estadísticas podrían mostrar que los millennials tienden a ser muy conscientes de los precios y prefieren comprar productos en línea. Si es necesario, también podemos recopilar sus propios datos estadísticos mediante encuestas o ponernos en contacto con una empresa de marketing para recopilar datos.
  • Estudiemos empresas similares. Podemos aprender de empresas establecidas que ofrecen productos o servicios similares. Intentemos recopilar más información sobre cómo crean campañas de marketing dirigidas a ciertos grupos que más compran sus productos. Comparemos los datos de diferentes empresas para desarrollar un conocimiento profundo de sus marcas. 
  • Hablemos con nuestro mercado objetivo.  Consideremos la posibilidad de interactuar con personas que se ajusten al perfil de cliente ideal de nuestra empresa para determinar cuáles son sus gustos y necesidades, así como qué marcas les atraen y por qué. Podemos crear un esquema más detallado de exactamente lo que quieren nuestros clientes. 

Una vez que nos hayamos decidido por un público objetivo, pue comenzar a crear una marca que los atraiga.

2.Posicionar nuestro producto y negocio

Posicionar una empresa implica decidir cómo distinguir sus productos o servicios de otras ofertas similares en el mercado. Para hacerlo, primero debemos recopilar la mayor cantidad de información posible sobre la competencia directa de nuestra empresa, como detalles sobre sus productos, precios y mercados, así como sus estrategias de marketing. 

Tratemos de determinar posibles deficiencias en nuestros productos, servicios o áreas del mercado que no estén satisfaciendo y utilicemos esta información a nuestro favor.

Después de haber investigado a la competencia, debemos desarrollar una propuesta de venta única. Un PVU (Precio de Venta Unitario) es una declaración concisa que les dice a los clientes lo que ofrece la empresa. Nuestro PVU debe resaltar las características de nuestro producto que lo hacen único y agregan valor para los clientes. 

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

3. Definir la personalidad de nuestra empresa

En gran medida, una marca transmite la identidad de la empresa. Un paso importante en la construcción de una marca, entonces, implica determinar la personalidad de la empresa. 

Además de los productos y servicios de una empresa, su público objetivo también ayudará a establecer su personalidad. Si su público objetivo son los entusiastas del ciclismo, lo más probable es que deseemos una persona activa.

Decidir sobre la personalidad de la empresa requerirá una lluvia de ideas creativa con otros miembros del equipo de marca. Podemos iniciar el proceso pensando en la empresa como una persona. Por ejemplo, si la empresa es un mochilero, podríamos describir cómo se ve esta persona y cómo actúa. El uso de palabras descriptivas como «viajero», «independiente», «revolucionario» o «divertido» ayudará al equipo de marca a verbalizar sus pensamientos abstractos. 

También podemos intentar asociar el producto o empresa con cualquier imagen o idea que se nos ocurra. Por ejemplo, si la empresa produce zapatillas para correr, podemos pensar en una gacela y utilizar esta imagen para generar más ideas.

Este tipo de procesos de pensamiento creativo permitirá al equipo darle a la empresa una voz distintiva.

4. Elegir un logotipo y un eslogan

Un logotipo eficaz puede hacer que nuestra marca sea visualmente atractiva, mientras que un eslogan exitoso puede ayudar a los clientes a recordar nuestro producto. 

  • Logotipo: un logotipo transmite la imagen y la personalidad de una marca. Es posible que deseemos consultar con un diseñador profesional o una agencia de marca durante este proceso para asegurarnos de que el logotipo sea elegante, eficaz y bien elaborado. Un diseñador profesional nos asesorará sobre aspectos como la fuente, el color, el tamaño del logotipo, la iconografía y el diseño general. También nos ayudará a diseñar un logo que refleje o complemente nuestra marca.
  • Eslogan: un eslogan es una frase corta y pegadiza que se puede utilizar durante las campañas de marketing para darle a la marca una ventaja adicional. No es una característica permanente de nuestra marca, por lo que podemos ajustarla y cambiarla para nuevas campañas de marketing. 

La marca debe informar sobre la cultura de la empresa . Podemos comercializar nuestra marca internamente alineando el código de vestimenta, comportamiento profesional y voz a la imagen. Nuestro comportamiento establecerá el estándar para otros miembros del personal, lo que puede traducirse en la cultura de la empresa y la imagen de marca.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain