Volver a springspain.com Sobre nosotros

Cómo gestionar un equipo remoto durante el distanciamiento social

Gestionar un equipo remoto en esta época de crisis sanitaria requiere de ciertas habilidades nuevas. Descubre cuáles son.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El coronavirus ha tomado las riendas de nuestro mundo. En pocas semanas hemos visto de todo, desde cierre de fronteras pasando por cuarentena y confinamiento hasta miles de muertos diarios a causa de la Covid-19. Ha alterado la vida cotidiana en todo el mundo y las empresas no son una excepción. Este enemigo invisible ha obligado a las compañías a pedirles a sus empleados que trabajen desde casa. Con poca o ninguna preparación, los empleados no han tenido más remedio que encerrarse en casa y trabajar de forma remota. Los gerentes deben enfrentar una tarea desafiante a la hora de administrar y gestionar un equipo remoto.

Ponte en el lugar de ese gerente, quien no se ha visto nunca en una situación así, y podrás imaginar fácilmente lo difícil que puede ser. Además, a esto hay que añadir ciertos problemas como los retrasos en la comunicación, un posible bajo compromiso de los empleados, el riesgo de que los proyectos se retrasen… todo esto hace que cumplir con el trabajo sea aún más difícil. Afortunadamente, existen métodos para poder gestionar un equipo remoto de manera eficiente durante el distanciamiento social.

7 maneras para gestionar un equipo remoto

1. Comunícate frecuentemente

Según la investigación sociométrica realizada en el Laboratorio de Dinámica Humana del MIT, los ciclos cortos de comunicación son más efectivos a la hora de subir la moral del equipo y aumentar la participación de los empleados. Por ello, es imperativo que los gerentes estén siempre en contacto con los miembros de su equipo remoto. Pueden aprovechar las funciones de comunicación que ofrece el software de gestión de tareas.

Nunca dejes a tus empleados remotos solos sin registrarse, pues podrían sentirse excluidos. En su lugar, organiza una reunión virtual de equipo utilizando herramientas de videoconferencia. Haz obligatoria la asistencia de todos los miembros del equipo y aliéntalos a dar sus aportes durante la reunión virtual.

2. Ofrece apoyo mutuo

Cada miembro del equipo es diferente y también lo son sus necesidades. Si intentas abordar las necesidades de todos los miembros del equipo, te agotarás como gerente. Por eso es importante delegar responsabilidades. La mejor manera de mantener motivados y comprometidos a los miembros de tu equipo remoto es asignar amigos y coaches que puedan brindarles el apoyo mutuo que tanto necesitan durante el distanciamiento social.

Crea pequeños equipos de dos miembros, en el que cada uno desempeña el papel de un compañero o coach para otros miembros del equipo. Esto evita que los trabajadores remotos se sientan emocional y físicamente aislados.

3. Vigila los niveles de compromiso y estrés

El bienestar de tus trabajadores remotos debe ser tu principal prioridad como gerente. Por eso es importante que los gerentes sigan controlando a sus trabajadores remotos. Pregúntales si se sienten estresados o no. Mide periódicamente el nivel de compromiso de tus empleados y si observas una caída repentina o drástica en los niveles de compromiso, seguramente algo vaya mal.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

4. Sé optimista

El hecho de que haya pesimismo en todas partes no significa que debas serlo tú. Los buenos líderes siempre mantienen la calma bajo presión e inspiran a otros dando un ejemplo. Del mismo modo, los miembros de tu equipo pueden admirarte en busca de inspiración y, si estás abatido, transmitirás este sentimiento a tus subordinados.

Por el contrario, si te muestras jovial como gerente y presentas una imagen positiva del futuro, es más probable que tus trabajadores remotos encuentren significado y propósito en su trabajo durante las situaciones difíciles. También puedes usar algo de humor para disipar algunas tensiones y hacer sonreír a los miembros de tu equipo. Infórmales que los tiempos difíciles generan innovación y aliéntalos a considerar el distanciamiento social como una oportunidad para proponer ideas creativas e innovadoras.

5.Cambia tus expectativas

La mayoría de los equipos han sido capacitados para realizar trabajos sincrónicos y se sitúan en la misma oficina. Están acostumbrados a condiciones de trabajo similares y tienen el mismo horario laboral. Desafortunadamente, al trabajar desde el hogar debido a la cuarentena, deberás completar el trabajo asincrónico y adoptar la personalización. Esto significa que tendrás que reducir tus expectativas y dar a los miembros del equipo algo de tiempo para adaptarse.

6. Interpreta el tono y la voz

No es posible juzgar las emociones de los empleados, especialmente cuando no estás presente en la misma habitación u oficina. En lugar de depender del lenguaje corporal, deberás buscar indicadores como mensajes de voz, tono y texto. Para esto, tendrás que profundizar un poco más e identificar patrones en las comunicaciones escritas, el volumen, la velocidad, el tono y la inflexión en la comunicación verbal y los gestos físicos en la comunicación visual.

7. Sigue aprendiendo y adáptate

El hecho de que practiques el distanciamiento social y te encierres durante la cuarentena no significa que debas dejar de aprender. En lugar de persuadir a los empleados para que vean vídeos largos, divide la lección en vídeos más pequeños.

Esto no solo alienta a los empleados a aprender más, sino que también les facilita comprender los conceptos que se enseñan en el vídeo. Si quieres, permite que los miembros del equipo elijan el tema a tratar o pide a otros miembros del equipo que expliquen la lección con mayor detalle.

En tu caso, ¿cómo logras gestionar un equipo remoto durante el distanciamiento social? Mándanos tu comentario. Estaremos encantados de leerte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3.5)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain