Volver a springspain.com Sobre nosotros

E-commerce para el sector retail, por qué deberías dar el salto

El sector retail apuesta por el e-commerce para superar la crisis generada por la pandemia del coronavirus.

Tiempo de lectura: 5 minutos

El crecimiento del BigCommerce es incomparable con el resto de los sectores. Son pocas las ramas de la industria que han experimentado este tipo de crecimiento. El e-commerce ha transformado por completo la manera de hacer negocios. Especialmente durante la pandemia del coronavirus.

La evolución del sector retail afecta a todo tipo de negocios, incluso si la empresa carece de sitio web y no está online. Cuando los consumidores necesitan algo, lo buscan en Internet, al igual que se hacía anteriormente con las guías telefónicas locales. Sin embargo, la frecuencia de búsquedas actuales es mucho mayor. Los usuarios de hoy revisan continuamente los productos y servicios que compran, de forma que el resto de los clientes sepan cómo se relacionan los minoristas con sus competidores.

Un aumento en la visibilidad de la marca online es sinónimo de mayor tráfico hacia la tienda. Según Google, además de la presencia digital que impulsa las ventas del e-commerce, estar online atrae mayor número de personas físicas en las tiendas locales.

Los resultados del estudio de Google sobre el comportamiento de búsquedas locales mostraron que el 50% de los clientes visitarán una tienda local en las primeras 24 horas tras obtener la información online. El puente entre el tráfico digital y el tráfico físico se ha convertido en una necesidad competitiva en el comercio minorista. Las pymes que se adaptan a estas nuevas realidades, que conectan con sus clientes sin problemas, sin importar dónde se encuentren esos compradores o cómo quieren comprar, serán los negocios que gozarán de éxito.

Para mantenerse competitivos en este sector, las empresas deben realizar pequeñas adaptaciones administrativas y operativas antes de lanzarse al e-commerce. Estos ajustes marcarán la diferencia entre el éxito y el fracaso de la empresa además de aumentar el número de ventas online.

Cómo pasar del comercio clásico al e-commerce

Toda pyme que desee dar el salto al e-commerce debe analizar una serie de puntos antes de meterse de lleno en esta aventura.

Analizar los puntos fuertes del negocio

Afortunadamente, ahora hay muchos recursos para aquellos que recurren al e-commerce por primera vez. Cada empresa es diferente, por lo que es importante encontrar las herramientas que se adapten a sus necesidades específicas. Para muchos, crear listas de productos en Amazon o eBay es sencillo y proporciona una exposición crucial al alto tráfico web.

Además, existen plataformas como Magento y BigCommerce que ayudan a los propietarios de pequeñas empresas a crear curiosas tiendas online que funcionan sin necesidad de contratar desarrolladores y diseñadores web a tiempo completo. Del mismo modo, herramientas como QuickBooks POS también ayuda a muchos propietarios a realizar la transición al e-commerce, simplificando las gestiones a través de múltiples canales de venta.

Contar con una plataforma intuitiva y un software de contabilidad fiable facilita la creación de procesos de administración eficientes para minimizar las dificultades durante el salto al e-commerce.

Tener presencia multicanal

El mayor desafío de las pymes al pasarse al e-commerce son los cambios necesarios en los procesos de administración. Sin embargo, las modificaciones a realizar son bastante simples siempre que se aborden desde el primer momento.

Configurar una tienda online, especialmente en las primeras etapas, supone un trabajo a tiempo completo. Ser consciente de ello es lo que marca la diferencia entre un lanzamiento exitoso o fallar estrepitosamente.

La mayoría de los propietarios de tiendas e-commerce exitosas han cambiado su mentalidad para adaptarse a la Nueva Era. Nunca han considerado su tienda de comercio electrónico como una tarea secundaria. Por ejemplo, pensar en un negocio minorista como un punto de venta multicanal es mucho más eficiente que anclarse en el modelo obsoleto de las compras online como algo secundario.

La multicanalidad en las operaciones financieras permite al propietario de la empresa crear un sistema de gestión más holístico de puntos de venta, control de inventario y aplicaciones de distribución.

Asignación correcta de nombres

No se puede subestimar la importancia de nombrar con precisión los artículos y sus diferentes atributos. De hecho, la asignación adecuada de nombres debe ser uno de los primeros aspectos para tener en cuenta antes de lanzarse al e-commerce. Por ejemplo, una diferencia tan simple como escribir «blck» o «negro» para un atributo de camisa puede tener implicaciones importantes. El sistema los leería como dos elementos diferentes con dos atributos distintos, y podría conducir a la sobreventa accidental de inventario.

Es imperativo que los nombres de los artículos y sus características coincidan perfectamente en todos los canales de venta. Una vez que los nombres de inventario de una tienda física son consistentes dentro del punto de venta, se pueden combinar con los canales online y sus apelativos convencionales.

Seleccionar el punto de partida

Una vez se ha organizado el inventario para su mapeo en los diferentes canales, se debe asegurar que la disponibilidad de los artículos online coincida con el stock.

Una de las formas más rápidas de hacerlo es crear listas de artículos más vendidos por la empresa en plataformas como eBay, Amazon o Etsy. Esto no conlleva tanto trabajo como la configuración de la tienda online, la cesta de compra y el procesador de pagos. Además, permite “jugar” con la publicidad y otras formas de fomentar el éxito del canal de ventas.

Aunque las tarifas pueden ser costosas, estas plataformas de venta de terceros permiten a las empresas llegar a una gran audiencia repleta de clientes listos para comprar.

Sincronizar los datos de ventas

Es vital sincronizar las bases de datos entre la empresa física y su sección e-commerce. Así, se gestionará en tiempo real el inventario, se controlarán los beneficios, impuestos a deducir y costes de transporte.

Además de facilitar una contabilidad actualizada, las bases de datos permiten identificar qué canales venden más de ciertos productos y descubrir cómo mejorar el negocio mediante un pensamiento deductivo.

Cuando se trata de sincronizar e importar datos de ventas desde una tienda en línea, hay dos opciones: hacer el trabajo manualmente o configurar un software para descargar, procesar y registrar pedidos automáticamente. Por supuesto, la entrada manual de datos cuesta menos, pero consume mucho tiempo y deja un mayor margen de error.

Existen muchas soluciones para registrar y actualizar automáticamente los pedidos y el inventario sin necesidad de ingresar datos o administrarlos. Por ejemplo, sin esta automatización, quien tenga una tienda en Amazon tendrá que consultar Amazon Seller Central para comprobar si tiene nuevos pedidos o correos electrónicos. Con la información de la vente debe imprimir manualmente albaranes, completar el pedido, prepararlo para su envío y, posteriormente, registra la venta en su base. Demasiado trabajo para una tarea que puede resolverse con un solo clic.

En un mundo ideal, el salto al e-commerce sería rápido y sencillo para todo tipo de tiendas. Sin embargo, esto no sucede. Las pymes aprenden de los errores de la competencia y adquieren experiencia con ellos. Ciertamente, habrá muchos otros desafíos en el sector retail pero aprender de la experiencia al dar el salto al e-commerce les allanará el camino.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain