Volver a springspain.com Sobre nosotros

Habilidades humanas que no pueden suplir las máquinas

Descubre cuáles son las habilidades humanas que nunca podrán ser sustituidas por las máquinas. De esta forma, no te faltará trabajo en el futuro.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Existe un movimiento cada vez mayor que insiste en que la Inteligencia Artificial (IA) eventualmente erradicará la mayoría de los empleos e industrias tal como los conocemos hoy. Según un estudio de la Universidad de Oxford, todos los países desarrollados experimentarán tasas de pérdida de empleo de hasta un 47% en los próximos 25 años. Además, un estudio del Centro de Investigación Pew descubrió que la robótica y la inteligencia artificial impregnarán amplios segmentos de la vida diaria para 2025, con enormes implicaciones para una variedad de industrias como la salud, el transporte y la logística, el servicio al cliente y el mantenimiento del hogar. Sin embargo, hay ciertas habilidades humanas que nunca podrán ser suplidas por las máquinas.

El concepto de la tecnología reemplazando a ciertas partes de la fuerza laboral no es algo nuevo. Antes de la revolución agrícola en los siglos XVIII y XIX, el sector agrícola se había llevado a cabo mediante mano de obra. Las revoluciones cambiaron radicalmente el sector a través de herramientas y maquinaria que fueron creadas para hacer que ciertos procesos y tareas fueran más eficientes.

Desde la transformación de la industria agrícola, la revolución informática y digital en los últimos veinte años ha ido reemplazado a otros segmentos de la población laboral. Los trabajadores de cuello azul y de cuello blanco por igual han perdido esencialmente su trabajo a causa de los robots, desde los empleados de estaciones de servicio hasta los cajeros de bancos y los agentes de viajes.

Nuevas oportunidades de empleo

Si eres profesor o estudiante, todo esto podría resultarte algo desconcertante. Si el objetivo de la educación es proporcionar a las personas las habilidades y el conocimiento necesarios para conformar la futura fuerza laboral, y varias industrias están desapareciendo, ¿en qué se traducen estos hechos para las vías educativas presentes en estas industrias?

La buena noticia es que no hay necesidad de alarmarse, especialmente si comprendes qué hay ciertas habilidades humanas que no se verán amenazadas por el futuro del trabajo. El estudio de Pew citado anteriormente explica que incluso cuando son ​​ampliamente consistentes en sus predicciones para la evolución de la tecnología en sí, están profundamente divididos sobre cómo los avances en inteligencia artificial y robótica afectarán la imagen económica y laboral en la próxima década.

De hecho, los avances tecnológicos no han disminuido la cantidad de empleos disponibles, sino que han generado un aumento neto de estos. Aunque es cierto que algunos tipos de puestos han desaparecido, hay nuevas oportunidades en industrias que antes no existían. Tenemos a nuestra disposición nuevas oportunidades de empleo y formación, desde astronautas hasta desarrolladores de software, creadores de dispositivos médicos o diseñadores gráficos, por poner solo algunos ejemplos.

Los sistemas educativos y sus alumnos y docentes deben tomar nota de estos cambios y adaptarse en consecuencia. Los trabajos con mayor riesgo de desaparecer son aquellos que son repetitivos, secuenciales y / o están sujetos a un conjunto de reglas condicionales.

Si estás dando tus primeros pasos profesionales o estás considerando un cambio en tu carrera profesional, sería aconsejable saber qué habilidades humanas en particular son a prueba de la IA de cara al futuro.

Habilidades humanas que nos hacen únicos

A continuación, os indicamos un litado con las seis habilidades y dominios que siempre necesitarán ese toque humano para que se haga bien. Además, indicamos algunas de las rutas de aprendizaje y carreras asociadas que surgen de la maestría en tales habilidades humanas.

1. Empatía

Una cosa que nos hace verdaderamente humanos es la capacidad de empatizar. Los robots pueden realizar interacciones humanas básicas, como el servicio al cliente por teléfono, pero no importa cuán altamente desarrollados estén, no tendrán esta capacidad innata para conectar y comprender a otros humanos a nivel emocional.

No pueden «ponerse» en los zapatos figurativos de otra persona y sentir lo que sienten, que es una habilidad requerida para tareas como interpretar las reacciones de una persona, controlar las emociones, trabajar en equipo y comunicarse de manera efectiva. La empatía y otras habilidades interpersonales siguen siendo muy relevantes y necesarias para puestos que requieren una comprensión innata de las emociones humanas. ¿Te imaginas a un sacerdote robótico impartiendo sabiduría y guía a las masas? ¿O la inteligencia artificial que intenta calmar a un animal antes de un procedimiento quirúrgico? Nosotros no.

2. Creatividad

Tener una mente e imaginación creativas significa que tienes la capacidad de soñar nuevos inventos e ideas que actualmente no existen. Sí, los robots pueden reconocer y analizar los datos y la materia existentes, y en cierto nivel las máquinas pueden producir arte, música, comida o escritura. Pero eso no es suficiente.

Aunque las reglas definibles y las matemáticas juegan un papel importante en todos estos tipos de creaciones, las imágenes, los sonidos, los gustos y las ideas transmitidas no pueden reducirse al código. Esa semilla inicial de una nueva idea o concepto que no ha existido antes es exclusiva de los humanos, particularmente de las personas que se identifican como inventores e innovadores.

Incluso si no eres un artista en el sentido tradicional de la palabra, la creatividad seguirá siendo necesaria en otros trabajos que requieren un alto grado de creatividad o habilidad. Quizás tenga una manera de expresarte única y aspires a ser un poeta con publicaciones virales. O tal vez estás en la escuela de arquitectura y los profesores te han elogiado por tus conceptos originales en tus construcciones. De cualquier manera, la creatividad humana innata entra en escena, y los humanos aprecian las ideas y habilidades únicas exhibidas y requeridas por varias formas de arte.

Apunta alto. Da el salto con Spring.

3. Capacidad de juicio

Imagina un robot reemplazando a un abogado o juez a la hora de llevar tus asuntos legales. Terrorífico, ¿verdad? No todo en materia de conflicto y ética es completamente blanco o negro, y gran parte está afectado y determinado por un sentido humano innato de lo correcto y lo incorrecto. El razonamiento lógico basado en el juicio solo llega hasta cierto punto. En pocas palabras, el concepto de «debería» no existe en un cerebro robot.

La resolución de conflictos y la negociación son habilidades relacionadas que no pueden ser reemplazadas por máquinas. Sí, ciertos lados en una discusión pueden ser objetiva o legalmente correctos, pero hay muchos conflictos en los que están involucradas la emoción y la irracionalidad.

Por ejemplo, cualquier aspecto de un caso legal puede no proceder racionalmente, o puede tener agendas o motivos ocultos que no serán previstos para otros involucrados. Dicho esto, todo el campo legal no es completamente seguro en manos de las máquinas. El trabajo de los paralegales implica mucha búsqueda y recopilación de datos, que es una tarea muy rutinaria en la que un robot funcionaría a la perfección. Por tanto, si deseas estudiar derecho, ten en cuenta qué puestos son específicamente más tecnológicos de cara al futuro.

4. Planificación

Si alguna vez has jugado un juego online contra el ordenador, entenderás que, aunque no sea un ser humano, sigue siendo tan competente y competitivo como jugar contra uno, si no más. Los juegos tienden a estar sujetos a reglas y resultados lógicos. Es predecible y, por lo tanto, más susceptible de ser dominado por la máquina.

Sin embargo, en realidad el futuro puede estimarse, pero no predecirse por completo. Hay varios trabajos que requieren que las personas naveguen por resultados desconocidos, cambios en las prioridades y lagunas en la información. Por ejemplo, los médicos y cirujanos tienen que equilibrar varios factores y prioridades a la hora de tratar a los pacientes. Y los emprendedores saben que construir una nueva empresa es sinónimo de lidiar con la ambigüedad y tomar decisiones basadas en una serie de factores (algunos de los cuales requieren empatía y otras habilidades interpersonales, también incluidas en esta lista).

5. Habilidades humanas físicas

Durante siglos, los humanos se han unido para sentirse impresionados e inspirados por los atletas y la gran habilidad del cuerpo y la mente humanos. Ser un atleta es solo un ejemplo de una carrera que requiere un alto nivel de habilidad, y el rendimiento es apreciado por otros porque es el resultado de una capacidad humana única e inspiradora.

En cierto modo, es similar a la habilidad de ser altamente creativo. De la misma manera que las personas aprecian los talentos únicos de artistas y poetas, también aprecian el nivel de habilidad requerido cuando un ser humano puede marcar el touchdown de la victoria o meter un golazo único.

6. Gestión tecnológica

Puede parecer obvio el hecho de que los trabajos de mayor riesgo se encuentran en el ámbito tecnológico. Si algo puede automatizarse digital o mecánicamente, lo más probable es que un robot eventualmente se haga cargo. Sin embargo, lo que se necesitará con el aumento de la tecnología serán seres humanos con la capacidad de crear, administrar y reparar la tecnología en sí.

Los sistemas automatizados aún requerirán supervisión, especialmente al principio. Incluso si un sistema de inteligencia artificial puede hacerse cargo de la contabilidad de una empresa, aún se necesitará un contable para verificar si hay errores. Del mismo modo, si bien una máquina podría estar programada para realizar compras de anuncios para una empresa, un experto en marketing querría verificar que las compras estén alineadas con la marca.

El aumento de los programas de habilidades tecnológicas a corto plazo, como los bootcamps para desarrolladores y los cursos de diseño de experiencia de usuario, es un indicador de que los programas educativos están viendo esta mayor necesidad y la demanda resultante de trabajadores que están ayudando a crear nueva tecnología.

Todo esto puede resultar algo intimidante, especialmente si estás trabajando en un campo cuya expectativa de futuro es la implementación de IA. Un valor particular y una habilidad que es más importante durante todo este cambio social es la capacidad de adaptación. Como Albert Einstein, “la medida de la inteligencia es la capacidad de cambiar«.

Por nuestra parte, entendemos la adaptación como la ventaja más vital con la que contamos los humanos sobre los robots. Los humanos siguen siendo superiores a los robots para cambiar nuestras mentes, planes, pensamientos y acciones en respuesta a circunstancias cambiantes y nueva información. Al asegurarnos de adaptar el camino educativo a las necesidades del futuro, y mantener una mentalidad y conjunto de habilidades humanas flexibles, todos podemos aprender a navegar estos tiempos cambiantes e inciertos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain