Volver a springspain.com Sobre nosotros

Las empresas apuestan por el trabajo remoto permanente

El trabajo remoto permanente es una de las opciones que barajan muchas empresas. ¿Estás dispuesto a trabajar siempre desde casa?

Tiempo de lectura: 5 minutos

A medida que millones de trabajadores de oficina cumplen su cuarto mes trabajando en remoto, los líderes empresariales anuncian que el teletrabajo está aquí para quedarse. Incluso una vez hayamos superado la pandemia, habrá trabajo remoto permanente.

Algunas compañías, como Google, han anunciado que los trabajadores que no necesitan estar en el sitio pueden extender su acuerdo de teletrabajo hasta el final del año. Otros, como Twitter y Facebook, se han comprometido a permitir que las personas trabajen remotamente para siempre si así lo desean.

Si tu empleador ha hecho un anuncio similar, ya sea para el resto del verano o más tiempo, probablemente valga la pena detenerte un momento para analizar la situación. Hay tanta ambigüedad en el mundo en este momento que, para algunos, el mero hecho de saber lo que va a pasar, vale la pena celebrarlo.

Por supuesto, hacer este tipo de transición, ya sea trabajando fuera de la oficina a tiempo completo o parcial, puede tener un gran impacto tanto en tu carrera profesional como en tu vida personal. Si tu empresa ha dicho que puedes trabajar desde casa hasta fin de año o incluso para siempre, esto es lo que debes tener en cuenta antes de hacer el cambio a un trabajo remoto permanente.

Aspectos a considerar para el trabajo remoto permanente

1. Analiza cómo trabajas mejor

Si te has adaptado bien a tu nueva rutina de trabajo desde casa o soñabas un acuerdo más flexible, probablemente sepas de antemano si aceptarás o no la oferta de trabajar remotamente que te hagan después de la pandemia. Al fin y al cabo, estas políticas para permitir una mayor flexibilidad son buenas noticias para el 80% de los trabajadores que dicen que quieren poder trabajar de forma remota al menos parte del tiempo.

Si tienes un conflicto sobre si quedarte en casa o regresar a la oficina, sintoniza el tipo de ambiente de trabajo en el que te sientas más cómodo a largo plazo. No bases tu evaluación en tu experiencia actual, ya que ese escenario es probablemente extremo debido al coronavirus y cambiará con el tiempo.

Se trata de una elección individual. Algunas personas prosperan en un ambiente tranquilo, privado y semiaislado. Otros anhelan interacciones físicas constantemente. Así que tienes que averiguar el tipo de persona que eres.

Si bien es importante pensar en la productividad, no descartes tus preferencias personales, especialmente cuando se trata de que tu lugar de trabajo sea una fuente de conexión social. Las personas tienden a sobreestimar lo felices que estarán solas y subestiman la alegría de las interacciones sociales incluso no planificadas.

2. Cómo afecta tu familia al trabajar desde casa

Si vives en un hogar donde otra persona pueda teletrabajar, ¿dispones del tiempo, el espacio y la flexibilidad para hacer el ajuste juntos? Además, si sigues trabajando en remoto mientras tu pareja regresa a la oficina, ¿cambiará la dinámica de quién se encarga del hogar? ¿Qué pasa con las responsabilidades del cuidado de los niños? Debes hacerte una idea de cómo podrían desarrollarse las cosas con el tiempo y discútela con otras personas de tu familia u hogar que podrían verse afectadas.

3. Pacta con tu jefe como establecer y alcanzar objetivos

Ahora que tu posibilidad de teletrabajar puede ser permanente, es un buen momento para discutir con tu jefe qué está funcionando, qué podría ser mejor y cómo pueden cambiar las cosas para que la disposición remota sea constante.

Conversa con tu jefe sobre cuáles serán las expectativas para avanzar. Da un paso atrás y discute lo que significa tener éxito en tu empresa o en tu equipo. Luego, piensa en cómo establecerás objetivos con tu jefe, comunicarás el progreso y medirás los resultados a medida que te adaptes a la nueva forma de trabajar.

Otro punto para hablar con tu jefe es si algún proceso necesita ser modificado para que puedas hacerlo en un equipo que sea una combinación de trabajadores remotos y en la oficina. Tu gerente tendrá una mejor idea de cómo tu contribución se ajustará a la dinámica en función de lo que planean hacer tus colegas.

Si planeas trabajar principalmente desde casa, establece expectativas en torno a cuándo tu jefe podría quererte presente físicamente para ciertos eventos, como reuniones de clientes, tormentas de ideas de equipo o periódicamente cuando manejes documentos confidenciales que deben permanecer en el sitio.

También es posible que desees meter en la conversación el tema de tu salario, especialmente si éste cambiará al elegir el trabajo remoto permanente.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring

4. Qué equipos necesitas

Muchas personas se fueron a casa en marzo pensando que estarían fuera de la oficina por unas semanas, y lo hicieron funcionar con los equipos que tenían. Pero si vas a hacer el arreglo a largo plazo, ¿qué tipo de equipo y soporte técnico necesitas de tu empleador para que funcione?

Piensa primera en tu ubicación. ¿Tienes el espacio para trabajar bien desde casa? Si no tienes una oficina separada en casa, ¿puedes trabajar desde la cocina o la sala de estar sin sentir que tu vida laboral se está desangrando en el hogar? O tal vez, a medida que se vuelvan a abrir las ciudades, ¿estaría tu jefe dispuesto a cubrir tu membresía en un espacio de coworking?

Después de descubrir dónde te ves trabajando en el futuro, puedes centrar tu atención en el equipo que necesitarás para hacer tu trabajo de la mejor manera posible. Esto podría significar preguntarle a tu jefe si se te proporcionará un portátil u ordenador fijo, monitor, teclado y ratón adecuados. Si te ves configurando una nueva oficina en casa, piensa en qué otros elementos necesitarás para ser más productivo, como un escritorio, una silla ergonómica, una impresora o un fax.

Si necesitas una mejor conexión a Internet para las videoconferencias, puedes preguntar a tu jefe si te ayudará a pagar un mejor paquete de WiFi o te proporcionará un teléfono de trabajo con un plan de punto de acceso móvil. También vale la pena mencionar qué tipo de herramientas de ciberseguridad deberías tener en casa, como el acceso a una VPN, un programa seguro de firma electrónica para contratos, una línea telefónica designada o incluso una trituradora de papel para documentos confidenciales.

Qué pasa si no quieres un trabajo remoto permanente

Hay un porcentaje bastante amplio de trabajadores que no desean trabajar en remoto. Si es tu caso, es el momento idóneo para comunicárselo a tus superiores.

Aborda el tema con tu gerente y di algo como: «Mientras trabaja en el enfoque de regreso al trabajo para la organización, me gustaría tener una conversación sobre cómo puedo ayudar y algunas inquietudes que tengo», por ejemplo.

Deja clara tu intención de regresar a la oficina, pero acércate a tu jefe diciendo que te gustaría discutir cómo puedes hacerlo de una manera segura para ti y para los demás. Por ejemplo, si los directivos están trabajando en una política de introducción gradual en la que la oficina comienza con una capacidad máxima del 20%, podrías ofrecerte como voluntario para ser uno de los primeros miembros del equipo en poner a prueba el plan y evaluar cómo funciona.

No tienes por qué decidirlo ahora

Muchas compañías apenas comienzan a esbozar cuáles serán sus planes de regreso al trabajo. Las organizaciones también podrían estar esperando recibir comentarios sobre lo que quieren los empleados antes de comenzar a presentar nuevas políticas de trabajo flexibles.

Si no estás seguro de cómo quieres trabajar en los próximos meses, y mucho menos años, está bien. Es posible que no tengas que elegir una forma de trabajar sobre la otra. Vamos a ver muchas situaciones híbridas. Muchos trabajadores pueden ir a la oficina dos veces por semana y trabajar de forma remota durante los tres días restantes, por ejemplo.

En cualquier caso, cualquier anuncio de la compañía que haga referencia a tu disposición remota es un buen momento para reevaluar tu entorno de trabajo actual y lo que podrías hacer para mejorarlo. Los expertos recomiendan establecer y seguir una rutina. Recuerda tomar descansos, conectar con tus colegas y seres queridos y mantente al tanto de tu salud física y mental.

Y tú, ¿qué piensas sobre el trabajo remoto permanente?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 3.7)
¡Síguenos!

© 2020 Spring Spain